10 cosas que puedes aprender de los profesores de educación diferencial

Inicio » Mejora docente » 10 cosas que puedes aprender de los profesores de educación diferencial

10 cosas que puedes aprender de los profesores de educación diferencial

Una importante lección acerca de la paciencia, la empatía y la emoción que hay que tener al trabajar en cualquier sala de clase.

Escrito por: Camila Londoño

enero 10, 2018

1
Foto:

July Macuada

Evaluar las necesidades de sus estudiantes para determinar lo que más les conviene, desarrollar planes de enseñanza, organizar y asignar actividades específicas para las habilidades de cada estudiante, guiar a los alumnos en grupo y de forma individual, escribir planes de educación individuales con un lenguaje amigable para los padres… Según la profesora Peg Grafwallner, esto y mucho más, es lo que tienen que hacer los profesores de educación diferencial (educación especial en otros países de Latinoamérica) en su trabajo diario. De la mano con esto está la energía, la empatía, la paciencia y la emoción que reflejan en cada una de sus clases.

Impresionada por la labor de dichos docentes, Grafwallner decidió hacer un listado en Edutopia donde enmarca todas aquellas cosas que ella ha aprendido de los profesores de educación diferencial con quienes ha tenido la oportunidad de trabajar. Según ella, estos elementos propios de estos docentes le han permitido ser una mejor profesora y quizás te inspiren tanto como a ella para nutrir tu trabajo en el aula.

1. Aceptar

Cada estudiante es único y tal como lo hacen los profesores de educación diferencial, deben ser aceptados con amabilidad y respeto, tal y como son. Esto permitirá construir relaciones de una forma orgánica y saludable.


2. La escucha activa

Frente a los problemas cotidianos con los estudiantes, detente, haz contacto visual y escucha. No des una solución sin antes entender lo que pasa, y sin haber sido invitado antes por el estudiante. Cualquiera que sea el problema, no lo minimices, no traspases el problema a otros… como dice la profesora, a veces simplemente lo que quieren los alumnos es ser escuchados.


3. Lecciones paso a paso

Está bien separar las clases en partes para crear pequeñas fracciones de aprendizaje. Después de explicar y practicar cada lección, podrás unificar las partes de una forma sólida. Este paso a paso también es válido y puede ser una herramienta favorable para prevenir la ansiedad y las dificultades en el aprendizaje.


4. Ser específico con los padres

La relación con los padres de los estudiantes es un factor clave en el aprendizaje. Inspirada en los docentes de educación diferencial, la profesora sugiere ser específico en la comunicación con los padres. Además, es ideal no generalizar y evitar el uso de palabras como “siempre”, “nunca”, “usualmente”, “a veces”. Lo mejor es ser explícito en los ejemplos, para crear oportunidades de crecimiento. Los padres quieren ser un apoyo y los profesores deben mostrarles cómo pueden serlo.


5. Lenguaje común

En la educación diferencial es muy común el uso de acrónimos que definen ciertas condiciones. En el mundo de los profesores está bien, pero en la comunicación con padres, evita caer en este tipo de comunicación específica que puede llegar a excluir de alguna manera. Utiliza un lenguaje común que los padres puedan entender con facilidad.


6. Los estudiantes quieren ser amados

Ellos quieren ser los protagonistas, quieren sentir que son únicos para cada profesor. No te olvides de ello e intenta tener gestos de aprecio simples como una pequeña nota. Esto es clave para construir relaciones basadas en la confianza. “Los estudiantes nos necesitan para que les mostremos que el amor siempre es posible”, dice Peg en Edutopia.


7. Compartir con otros docentes

Es fundamental compartir recursos y estrategias que puedan nutrir el trabajo de otros profesores. De esta forma el aprendizaje de los estudiantes también puede escalar. Peg menciona que los profesores de educación diferencial son expertos en la “filosofía de la diferenciación” y esto significa que ellos no simplemente hacen diferenciaciones, sino que emplean las diferencias como una estrategia para enseñar mejor y en este procesos, compartir es clave.


8. La paciencia: un regalo, una virtud, una necesidad

Todos los profesores necesitan ser pacientes con sus alumnos, pero a veces se necesita más con unos que con otros. Frente a esto se pueden hacer varias cosas como dedicar un poco de tiempo extra para asignar una tarea diferente a ese niños o niña que más lo necesita. La paciencia es quizás el rasgos más característico de los profesores de educación diferencial y hay que inspirarse en ellos para no olvidar la importancia de ser humilde y empático.


9. Pedir ayuda

Pego dice: “antes de poner en peligro tu salud física, emocional y mental, es importante pedir ayuda. Tus colegas, trabajadores social escolares, psicólogos escolares y otros miembros del personal de apoyo están listos para ayudarte y ayudar a tus alumnos”.


10. La risa

La risa no puede faltar. Aunque no lo creas, reír puede ser justo lo que necesitas en días difíciles. Además, una risa cariñosa o una carcajada en equipo puede ser ideal para mejorar de manera grupal e impulsar cambios en el aprendizaje cotidiano.

¿Qué es lo que más valoras tú de los profesores de educación diferencial?

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, promedio: 4,77 de 5)
Cargando…
2018-01-10T17:05:43+00:00 enero, 2018|Mejora docente|1 Comment

One Comment

  1. Claudia Ramírez enero 30, 2018 at enero, 2018

    Bella carrera! La elegiría una y mil veces!

Leave A Comment