“Hay que apostar por ellas”: el profesor que espera viajar junto a su alumna a las Islas Seychelles

Inicio » Cómo aprenden los niños » “Hay que apostar por ellas”: el profesor que espera viajar junto a su alumna a las Islas Seychelles

“Hay que apostar por ellas”: el profesor que espera viajar junto a su alumna a las Islas Seychelles

En el marco de la competencia TSL 2018 International Schools Essay Competition and Debates, la estudiante de Carlos Fariña realizó un ensayo con una propuesta para cuidar los recursos del mar. Ahora está muy cerca de viajar a las Islas Seychelles en el Océano Índico para compartir y debatir su idea.

Escrito por: Camila Londoño

abril 6, 2018

0
Foto:

Cortesía de Carlos Fariña

Para Valeria vivir lejos del mar fue la clave para poder desarrollar una idea que hoy le ha abierto las puertas del mundo. Todo partió con la iniciativa de Carlos Fariña, un profesor de Historia y Coordinador Académico del Colegio Filipense (Santiago) quien buscando instancias de aprendizaje fuera del colegio, logró que algunas de sus alumnas de 16 años participaran en una competencia internacional de ensayos y debates llamada TSL 2018 International Schools Essay Competition and Debates. Para participar, alumnos de diversas partes del mundo debían escribir un ensayo en inglés con una propuesta relacionada con el cuidado y la conservación de los recursos marinos. Más de 1.000 ensayos participaron y varias alumnas de Carlos tuvieron una mención honrosa. Valeria, por su parte, llegó aún más lejos con un ensayo que impactó a muchos.

Lo que ella proponía era poder crear un comunidad de aprendizaje entre colegios.

Su argumento se basaba en que, al estar lejos del mar, las personas en Santiago no dimensionan la importancia de proteger el océano. “Valeria dice que si tu no sientes algo como propio y no te empapas con eso, difícilmente lo vas a defender”, cuenta Carlos acerca de su alumna en una entrevista con Elige Educar. Bajo esa lógica, la estudiante planteó la posibilidad de crear esta comunidad de aprendizaje entre colegios de la costa y colegios que están lejos de ésta. Su idea es que los establecimientos que se encuentran cerca del océano se conecten con los demás y se conviertan en algo así como “embajadores de la causa” medioambiental. De esta forma se crea esta red de aprendizaje en la cual, los colegios que desconocen o evaden por la distancia la realidad de las costas, pasan a ser parte de ésta y por qué no, agentes de cambio en el presente y el futuro.

“¿Qué pasa si salimos, si nos enfrentamos al mundo?” Esta fue la pregunta que el profesor planteó a Valeria, una de sus mejores alumnas.

Carlos sabía bien que dentro del colegio, Valeria siempre ha sobresalido, sin embargo estaba seguro que ella, al igual que muchas de sus alumnas, tenía enormes capacidades para sobresalir fuera de éste. “Como yo soy coordinador académico me preocupo, junto a toda la comunidad educativa, porque las estudiantes salgan y se enfrenten a nuevos desafíos más allá del colegio. Buscando, llegamos a este concurso y nos dimos cuenta de que tenemos el talento, tenemos estudiantes que son capaces de llegar muy lejos, pero hay que apostar por ellas”.

Al participar en este concurso, las alumnas de Carlos no sólo tuvieron que trabajar muchos contenidos de asignaturas como biología o química, también desarrollaron un pensamiento crítico, investigaron y se enfrentaron al desafío de proponer soluciones. El objetivo no era identificar males, pues eso era lo más simple, sino encontrar la forma de proponer algo novedoso que respondiera a las problemáticas que ya son evidentes, como los altos niveles de contaminación en los océanos.

Al ser finalista, Valeria podría viajar ahora junto a su profesor y un apoderado a las Islas Seychelles en el Océano Índico, al noreste de Madagascar.

Allí se llevaría a cabo la etapa posterior al ensayo: un debate junto a otros participantes acerca de la temática central. Como una de las prioridades de la ONU es la protección de la vida marina, el o la estudiante que gane la competencia tendrá la oportunidad de enviar una carta a la organización con su propuesta. Valeria y Carlos tienen hasta el 31 de mayo para conseguir los recursos (6 millones de pesos) e inscribirse en la segunda parte de una competencia que permitirá a esta estudiante potenciar todas sus habilidades y seguir desarrollando una iniciativa que si bien nació lejos del mar, busca protegerlo.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (47 votos, promedio: 4,79 de 5)
Cargando…
2018-04-06T08:22:46+00:00 abril, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment