¿Cómo apoyar a tus estudiantes a dos meses de rendir la PSU? Tres expertas responden

Inicio » Cómo aprenden los niños » ¿Cómo apoyar a tus estudiantes a dos meses de rendir la PSU? Tres expertas responden

¿Cómo apoyar a tus estudiantes a dos meses de rendir la PSU? Tres expertas responden

El 27 y 28 de noviembre, miles de los estudiantes chilenos rendirán la PSU, un examen que presentan los alumnos que desean cursar estudios universitarios. ¿Cómo apoyarlos en este proceso? ¿Qué deberían tener en cuenta? La Psicóloga Marcela Mesías, la orientadora Rosa Acuña y la psicóloga Ana Paola Núñez ofrecen algunos consejos.

Escrito por: Camila Londoño

octubre 12, 2017

0
Foto:

Colegio Salesianos de Alameda, Elige Educar

En un momento crucial en la vida de estos estudiantes, donde comienzan a surgir dudas e inquietudes sobre el futuro profesional, el apoyo de padres y profesores resulta fundamental. Ana Paola Núñez, Psicóloga especializada en clínica infanto-juvenil coincide con la Psicóloga Marcela Mesías y la orientadora Rosa Acuña (del Preuniversitario Pedro de Valdivia), en decir que el rol de los profesores con sus estudiantes de cuarto medio, además de proveer los contenidos pertinentes para que puedan presentar buenas pruebas, es ser un guía y acompañante en un proceso que muchas veces viene acompañado de mucho estrés y presión “no solamente personal sino también del contexto más próximo del estudiante”.

Atender lo académico, atender lo emocional

Rendir la PSU tiene dos factores que se deben considerar: por un lado, lo académico y por otro lado, las emociones que surgen de este proceso previo a la prueba. Siendo esto así, desde el punto de vista académico, Ana, Marcela y Rosa resaltan primero, la importancia de motivar a los estudiantes para que estudien y realicen ensayos que les permitan internalizar los proceso necesarios para rendir la prueba sin descuidar los deberes del colegio, “ocurre que muchos se vuelcan al preuniversitario y descuidan los deberes del colegio, disminuyendo el NEM”, afirma Ana. Por otro lado, Marcela y Rosa aseguran que a lo largo de esta etapa es importante nivelar a los alumnos que aún no dominan algunos contenidos y hacer ejercicios más complejos para los alumnos aventajados (principalmente con ejercicios de razonamiento). Además de “enseñar modos de organización del tiempo fuera del colegio, para estudiar más y mejor”.

Y desde un punto de vista emocional, ¿qué sugieren las expertas a los profesores? Lo primero es preparar a los alumnos para que reconozcan sus fortalezas y debilidades. “El hecho de saber qué cosas son las que más cuestan ayuda a controlar la ansiedad y a sentir que se tiene el control de revertir esa situación, practicando y estudiando más”, afirma Ana. Lo segundo es mostrar a los alumnos que las sensaciones como la ansiedad, el temor y el estrés son normales en estas circunstancias y de hecho “pueden ser estimulantes para mejorar el rendimiento, si se mantienen dentro de niveles normales”, dice Marcela y Rosa. Además es importante abrir un espacio de confianza para expresar dichos sentimientos con libertad y hacer sugerencias acerca de cómo prevenir “una interferencia emocional excesiva” que resulte perjudicial para el rendimiento en la prueba. Algunos ejemplos son dormir y descansar lo suficiente, tener una alimentación saludable, realizar actividad física, estar en contacto con la naturaleza, y aplicar técnicas de relajación. Es clave no olvidar tampoco ayudarles a tomar conciencia con respecto a las múltiples alternativas que tiene un ser humano para proyectarse pues “cada una es tan válida como la otra y lo importante es elegir de acuerdo a la propia realidad”.

Consejos para un acompañamiento exitoso

Trabajar con los estudiantes desde la confianza y la autoeficacia, incentivar el estudio y complementarlo con actividades de relajación, hablar de la prueba, explorar sus necesidades y temores, aportar información objetiva para reducir posibles ansiedades y crear conciencia en los alumnos para que realicen un aprendizaje comprometido, son algunos de los consejos más claves que ofrecen las tres expertas a los profesores. Al final, el objetivo es poder sacar todo el potencial de los estudiantes y ese objetivo se puede lograr guiándolos, escuchando sus necesidades, observando sus conductas, motivándolos y manteniendo una relación cercana en un proceso de acompañamiento a través del cual ellos puedan comprender que “no sólo se trata de un puntaje, sino de un proceso de transición” que a pesar de parecer difícil, favorecerá un proyecto profesional futuro e individual.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2017-10-12T18:10:29+00:00 octubre, 2017|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment