Cómo un chef inspiró una revolución alimenticia y educativa en esta escuela

Inicio » Cómo aprenden los niños » Cómo un chef inspiró una revolución alimenticia y educativa en esta escuela

Cómo un chef inspiró una revolución alimenticia y educativa en esta escuela

“Lo que hizo el director fue poner la comida en el corazón de la escuela, alimentando el estómago y la mente”, explica Jamie Oliver, un reconocido chef que ha trabajado durante años por mejorar los hábitos alimenticios de las personas a través de la educación.

Escrito por: Camila Londoño

mayo 29, 2018

0

En 2010, el chef y activista Jamie Oliver, hizo una charla TED que inspiró a muchos. Desde su experiencia y entendimiento respecto a la gastronomía, Oliver centró su discurso en los problemas de obesidad, en la ignorancia general que hay con respecto a la comida y en la importancia de hacer frente a esta problemática desde la educación. Actualmente sigue trabajando por generar cambios en los hábitos alimenticios de las personas a través de la Jamie’s Food Revolution, una campaña global que busca educar a los niños con respecto a la comida e inspirar a las familias para que vuelvan a cocinar –comida saludable–. “Cada niño tiene el derecho humano de aprender sobre la comida, de dónde viene, cómo afecta a su cuerpo y esto debería mostrarse en la escuela porque es la línea frontal de la lucha contra la obesidad”, asegura Oliver en un video de Great Big Story. Esta ha sido su lucha y ahora se ha convertido en la lucha de otras personas que inspiradas en su labor, decidieron hacer algo al respecto. Un ejemplo de ello es Timothy Baker, el director de la Escuela Primaria Charlton Manor de Londres.

Según cuenta Timothy en el mismo video de Great Big Story, él se inspiró en el trabajo de Jamie para hacer un cambio en su escuela.

Quería educar a la comunidad y evidenciar que estaban alimentando a los niños con comida inapropiada. Pero no sería sencillo; el programa escolar estaba lleno y había demasiadas clases en el currículo escolar. Era complejo introducir otra materia, así que Timothy analizó la matemática, la ciencia, la geografía y la historia para ver cómo podía integrar la comida entorno a todas estas asignaturas. Descubrió que no sólo era posible, sino que también era una idea extraordinaria para diseñar actividades diferentes y emocionantes para los niños. Así, los docentes de la escuela empezaron a enseñar historia a través del chocolate, ciencia a través de recetas, matemática a través de las formas de los alimentos, entre otras cosas.

Como complemento, lograron crear un jardín impresionante con cultivos, abejas, gallinas y todo lo que los alumnos necesitan para aprender acerca de la agricultura. Como un gran porcentaje de ellos vienen de familias de escasos recursos, han tenido escasas oportunidades de acercarse a la comida de esta forma, así que el logro es impresionante desde muchos puntos de vista. Principalmente porque ha desarrollado en los niños, un entendimiento diferente y global acerca de la comida. Ahora, no sólo aprende a través de ésta, también la comprenden y la disfrutan, lo que sin duda tiene un efecto positivo en su crecimiento y desarrollo cognitivo. Según explica el director en el video, poniendo la comida en el centro del aprendizaje, lograron hacer frente al problema de obesidad, una enfermedad que estaba y sigue alcanzando proporciones epidémicas en distintas partes del mundo. Los niños ahora se ven más sanos, su concentración es mayor y los problemas de comportamiento se han reducido notablemente.

Hace 13 años, este foco era inconcebible pues no se veía el tema de la alimentación como una prioridad.

Hoy, Timothy, inspirado en el chef y su revolución, lo ha logrado; ha convertido la comida en algo trascendental. Tal como lo explica el chef, “lo que hizo el director fue poner la comida en el corazón de la escuela alimentando el estómago y la mente”. Todos los profesores, según el chef, tienen las capacidades para ejecutar acciones brillantes como estas, acciones centradas no sólo en lo académico, sino en el futuro de lo niños. Ambos aseguran que una tarea de geografía o una nota menor en matemática no afecta las expectativas de vida de los estudiantes, en cambio la comida sí. Por eso, este director impulsó este cambio e inspirado en un experto que conoce muy bien la comida ideó la fórmula perfecta para generar aprendizajes significativos a través de la alimentación saludable.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave A Comment