Conflicto entre niños pequeños: Los 8 mandamientos del educador de párvulos -
Conflicto entre niños pequeños: Los 8 mandamientos del educador de párvulos

Conflicto entre niños pequeños: Los 8 mandamientos del educador de párvulos

Nuestros jardines infantiles, aunque trabajan con niños pequeños,  no son una excepción: el conflicto entre sus estudiantes también es parte de lo cotidiano. Y, contrario a lo que el común de nosotros pudiera pensar, para un educador de párvulo ésta no es una situación que “se toma a la ligera” ¿Por qué? Porque estos profesionales están conscientes de que los conflictos son una oportunidad única de aprendizaje para los más chicos, en una etapa muy sensible para su desarrollo, donde van a adquirir las primeras habilidades para la vida.

¿Cómo entender el conflicto entre dos pequeños? ¿Qué debemos tener en cuenta antes de tratar de resolverlo? Conversamos al respecto con María José Lincovil, educadora de párvulos experta en niñez y políticas públicas, quien nos compartió cuáles son las 8 claves con que estos profesionales abordan el conflicto entre niños pequeños, información muy útil no sólo para entender la relevancia de lo que ocurre en una sala de educación inicial, sino también para los papás que quieren sumar herramientas a su crianza ¡A tomar nota y compartir!:
.

Jamás olvidar que:

1. Por lo general, una situación de conflicto refleja una necesidad no cubierta.
.

2. Los niños no se “portan mal”, no hay una intención deliberada en su comportamiento. Los niños se equivocan en su comportamiento y, al igual que los adultos, pueden cometer errores.
.

3. Es importante entender las razones que han generado el conflicto pues esto dará luces de cuál es la mejor manera de resolverlo.
.

4. Los niños tienen la capacidad de aprender y de resolver un conflicto, ya sea por si solos o en colaboración con un otro.
.

5. Los errores son una herramienta y oportunidad para construir aprendizajes.
.

6. Todos los niños tienen una justificación para su comportamiento ¡Escucharlos y empatizar con ellos es un elemento fundamental!

 

7. Abordar el conflicto es tan importante como prevenirlo.
.

8. La solución de un conflicto no pasa por castigar o recompensar al niño. Lo importante es descubrir en qué cosas ha errado y cómo solucionar ese error.

.

Según nos explica María José Lincovil, “a la hora de hablar de los conflictos entre niños pequeños, probablemente lo primero es saber que resulta inútil esperar que éstos jamás sucedan”. Lo que sí podemos hacer es -tal como lo hace un educador de párvulos- es “procurar que éstos se transformen en oportunidades de aprendizaje y – especialmente- apoyarlos desde temprana edad a desarrollar  la mejor forma posible de abordarlos”.

x

Comparte en:

Comentarios