“Educación de párvulos es una carrera que te enseña para la vida” - Elige Educar

“Educación de párvulos es una carrera que te enseña para la vida”

Inicio » Futuro Profesor » “Educación de párvulos es una carrera que te enseña para la vida”

“Educación de párvulos es una carrera que te enseña para la vida”

Eso dice Laura Bravo Villegas, una estudiante colombiana que cursó un semestre de intercambio en Chile, que hoy nos cuenta su experiencia y sus aprendizajes en materia de  educación inicial. Además hace un llamado a que todos los que tengan vocación por la enseñanza apuesten por esta importante profesión.

Escrito por: Lorena Tasca

diciembre 22, 2017

0
Foto:

Lorena Tasca

Laura Bravo Villegas tiene 20 años, es colombiana y la única de su familia que estudia una carrera vinculada a la educación. La primera dentro de su núcleo familiar compuesto por una jubilada de la policía de Colombia, un padrastro publicista y un hermano estudiante de ciencias políticas..

“Ahora soy de las que dice que hay que estudiar educación parvularia, porque la infancia verdaderamente importa, porque los chicos son el futuro del mañana… También recomiendo elegir educación de párvulos porque permite compartir y profundizar valores y principios que ya están olvidados. Además, esta carrera me ha permitido a mi no sólo conocer el mundo que tiene cada niño, sino a mi misma. Ese encuentro de habilidades, descubrir capacidades. Educación de párvulos es una carrera que te enseña para la vida”, dice Laura. 

Estas palabras las dice a pocos días de despedirse de Santiago de Chile, ciudad a la que llegó el pasado 26 de julio para iniciar un semestre de educación de párvulos en la Universidad Católica Silva Henríquez. En Colombia, cursa el tercer año de la carrera, que se llama licenciatura en educación inicial, en la Universidad Surcolombiana, ubicada en Neiva.

“En Chile me reencanté con mi carrera”

Cuando Laura terminó la secundaria, su primera opción no era estudiar educación de párvulos, sino artes. “Pero no se me dio la posibilidad de estudiar arte, pero sí educación parvularia y aunque no era mi camino, de a poquito me fui como enamorando de todo el trabajo con los niños. También he visto que puedo interiorizar contenidos de arte, así que de verdad creo que fue una gran elección. Es un trabajo en equipo que me gusta”, cuenta Laura.

Pero fue en Chile donde asegura que terminó de enamorarse y de entender la importancia de su carrera. Durante este semestre, que finalizó el pasado 16 de diciembre, cursó modelos didácticos de las ciencias naturales y currículo de primer ciclo. Junto a esas materias, le tocó realizar una práctica durante ocho jueves en la sala cuna Naciente, en Recoleta.

“Aquí me reencanté con mi carrera, de verdad puedo decir eso. Porque aquí aprendí muchísimas estrategias para implementar experiencias. Acá se trabaja a través de experiencias de aprendizaje, en Colombia son actividades y aprendizajes. Ya ese cambio, hasta en la forma de presentarlo, lo convierte en algo más motivador”, asegura Laura.

Laura cuenta que al principio le costó diseñar  experiencias de aprendizaje que tuvieran relación con las ciencias naturales. “Después de asumir que realmente todo lo que pasa a nuestro alrededor es ciencias, todo cambió”, dice Laura. Entonces, durante algunas horas implementó actividades como darle a los niños hielo y porotos, para que a través de preguntas y experiencias sensoriales descubrieran formas y temperaturas. Otra experiencia que realizó fue con manjar, en la que invitó a los niños (de no más de 2 años) a probarlo y tocarlo. “Esa fue una manera de trabajar la viscosidad, por ejemplo. Pero no fue que yo fui y les dije: ‘Esto es viscosidad’. Más bien fue una experiencia para que sus futuros profesores les expliquen qué es viscosidad y ojalá recuerden que una chica les enseñó eso hace algunos años”, explica.

En Santiago también tuvo la oportunidad de experimentar con estrategias como el yoga y el canasto de los tesoros, actividad de la metodología de María Montessori en la que una cesta se encuentran distintos tipos de objetos cotidianos y el niño debe descubrirlos y jugar con ellos. “Lo más enriquecedor fue la actividad del yoga. Aprendí mucho y me sorprendió cuánto puede servir, porque en verdad cambia la disposición de los niños para el aprendizaje”, cuenta.

Tras todas esas experiencias, la posibilidad de realizar su práctica pedagógica en Chile es un plan que espera concretar. Quienes le presentaron esa posibilidad fueron sus profesoras didáctica de las ciencias y de currículo de primer ciclo, Linda Landaeta Pastene y Verónica Hernández Jara. “Ambas demostraron una pasión increíble por esto y me mostraron importancia de la vocación para una carrera como esta, porque la vocación es pasión y es lo que todo docente debe tener para ser un buen profesor”, finaliza Laura.  

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…
2018-03-15T14:27:55+00:00 diciembre, 2017|Futuro Profesor|0 Comments

Leave A Comment