Enseñar: la pasión de un niño de 12 años que fundó una escuela en su casa

Inicio » Los profesores importan » Enseñar: la pasión de un niño de 12 años que fundó una escuela en su casa

Enseñar: la pasión de un niño de 12 años que fundó una escuela en su casa

Con la ayuda de su abuela, Leonardo Nicanor Quinteros se las ingenió para abrir una escuela que, pese a sus limitaciones, apoya el proceso educativo de niños y niñas que todos los días asisten de manera voluntaria.

Escrito por: Camila Londoño

mayo 15, 2018

0
Foto:

San Juan 8

Con tan sólo 12 años de edad, Leonardo Nicanor Quinteros tiene muy clara cuál es su pasión en la vida: enseñar. Preocupado por la situación de muchos niños de su barrio que veía en la calle jugando y sin estudiar, le dijo a su abuela Ramona que fundaría una escuela en su humilde hogar en Las Piedritas –San Juan, Argentina–. Su abuela, con quien vive Nicanor –mejor conocido como Nico–, decidió apoyarlo a pesar de las limitaciones económicas.

La “Escuela Unidad y Patria”, como la ha llamado él, no tiene profesores, tampoco directivos y mucho menos salas de clase convencionales, sin embargo, tiene muchos alumnos que asisten a diario de forma voluntaria. Su objetivo es aprender y estudiar junto a este niño de 12 años que después de ir a su propia escuela, dedica su tarde y noche a enseñarles a todos quienes deseen asistir a sus clases.

Cuando las ganas estan, lo material no es un límite.

UN EJEMPLO A SEGUIR: La emocionante historia de Nicanor.

Posted by Canal 8 San Juan on Thursday, May 10, 2018

Pese a las limitaciones en infraestructura y materiales, la escuela de Nico tiene algunos elementos esenciales:

Pizarrones, libros de asistencia, armarios, un botiquín de primeros auxilios y hasta una campana que anuncia la hora del recreo. Además, la escuela se divide en grados y según explica la abuela en el Canal 8 de San Juan, tiene hasta tres turnos pues muchos niños llegan a estudiar incluso en las noches. Nico tarda 40 minutos en llegar a la escuela todos los días, se transporta en una bicicleta que ahora le queda chica, pero jamás defrauda a sus estudiantes y siempre se las ingenia para llegar… Mientras tanto, su abuela Ramona no sólo se siente orgullosa, también lo apoya preparando comidas y bebidas calientes para todos.

“Corrige con lo que puede y a veces corta un lápiz por la mitad y le da un poquito a cada uno y así los hace escribir. Es grande, muy grande lo que hace Nicanor”, comenta su abuela en el mismo medio.

Ella no puede creer todo el empeño y el corazón que su nieto le pone a este proyecto escolar que según explican los alumnos, les ha servido para mejorar en sus propias escuelas, entender mejor las materias y pasar a otros grados escolares con éxito. Su abuela explica que Nicanor ha salido adelante solo y ahora está transmitiendo sus aprendizajes a todos esos niños que confían en su labor. “Estoy orgulloso” expresa humildemente el niño en la misma entrevista. Y debería estarlo pues con tan sólo 12 años, está haciendo todo lo que está a su alcance para hacer lo que hacen todos los grandes profesores: cambiar la vida de sus estudiantes y aportar a su desarrollo.

Fuentes:

San Juan 8/La Capital

 

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2018-05-16T10:32:33+00:00 mayo, 2018|Los profesores importan|0 Comments

Leave A Comment