Escuelas libres: una educación alternativa para niños y jóvenes

Inicio » Actualidad » Escuelas libres: una educación alternativa para niños y jóvenes

Escuelas libres: una educación alternativa para niños y jóvenes

Durante el año 2017 el Ministerio de Educación realizó exámenes libres a 224 alumnos de educación básica y 363 de enseñanza media.

Escrito por: Fuente Externa

abril 4, 2018

0
Foto:

Nancy Carpenter

Cada vez con más frecuencia, los padres buscan nuevos modelos educativos para sus hijos. En esta intensa búsqueda, los apoderados se encuentran con diversas metodologías de aprendizaje, por ejemplo, home school, Waldorf, Lefebre Lever y Montessori, todas ellas enfocadas en la educación respetuosa, cocrianza y el movimiento.

En Antofagasta el fenómeno va en aumento. En 2016 sólo existía un establecimiento que ofrecía alguna de estas técnicas y hoy son al menos tres los que las imparten.

Cifras

El año 2017 el Ministerio de Educación realizó exámenes libres a 224 alumnos de educación básica y 363 de enseñanza media. Se trata de alumnos que no estaban inscritos en el sistema escolar formal.

Para realizar este trámite, los padres deben inscribir a sus hijos a principio de año, pues es uno de los requisitos para que el alumno pueda pasar de curso.

Alexandra Layseca, directora de la primera escuela libre y feliz “Aliwen”, explicó que cuando inició este proyecto, sólo contaban con 34 alumnos. Hoy, a sólo dos años del inicio de esta iniciativa, ya tiene 70 matriculados.

Ella es mamá de cuatro niños y el mayor de sus hijos, que hoy tiene nueve años, estaba postulando a kinder en un colegio tradicional, pero no fue seleccionado.

Cuando revisó el documento de selección, una de las observaciones que hizo el colegio era que su hijo hablaba fuerte y gritaba mucho.

“En ese momento yo no había postulado a ningún colegio más. Después me llegó una invitación a un congreso nacional de home school y con mi esposo decidimos que nuestro hijo se quedara en casa estudiando”, comentó.

Los cursos de Kinder y Primero Básico los realizaron en casa. “Pero mi otra hija quería ir al colegio, o al menos tener esa rutina. Fue ahí donde encontramos la metodología Lefebre Lever y sentimos que era algo amigable y se ajustaba a lo que estábamos buscando. En ese momento en Antofagasta no había ningún colegio alternativo así que en 2016 partimos con la primera escuela libre y feliz”, contó.

La metodología Lefebre Lever fue creada por la profesora chilena María Verónica Rodríguez el año 2012, y aborda el curriculum escolar Mineduc desde una didáctica sostenida en seis pilares: cocrianza, respeto a la biología, neurociencias, investigación, filosofía. Y por último, terapias complementarias.

¿Cuál es el perfil de los alumnos? La directora de la escuela manifestó que los niños que llegan a matricularse son pequeños que no la han pasado bien en el sistema tradicional, ya sea por bullying o porque cargan con la etiqueta de “niño inquieto o distraído”.

“Hay otros que no tienen ningún inconveniente en el sistema tradicional, pero sus padres están buscando otras alternativas de enseñanza”, dijo.

Otro concepto que se utiliza en las escuelitas libres es la cocrianza, es decir, los padres están involucrados en la educación de sus hijos.

“Nosotros aportamos en la educación, pero la familia no puede ser aislada. Aquí vienen sus padres y hacen actividades en clases, hacen talleres y se les dan asignaciones en casa para las familias”, agregó.

Farah Siede Lastra, una de las fundadoras de la escuelita libre y feliz “Ckontatur”, que también trabaja con la metodología Lefebre Lever, contó que partieron con 25 niños y las cifras se han mantenido.

“Hemos visto un mayor interés en los padres en este tipo de educación. En nuestro primer año tuvimos que explicar mucho de qué se trataba. Esto no es una educación ilegal, es otro sistema que acoge la Ley General de Educación”, dijo.

Siede contó que las familias llegan por distintas razones, una de ellas es porque el sistema formal no les acomoda y necesitan y quieren un espacio amoroso para sus niños.

“Otra razón es porque el sistema formal ha tenido falencias con sus hijos, han sido víctimas de bullying, o víctimas de adultos y adultas que no tienen un buen trato con los niños. Hay mucho estrés y la escuela pasa a ser un trabajo y no un lugar donde debes ser feliz aprendiendo”, comentó la fundadora.

El seremi de Educación, Hugo Keith, fue consultado sobre el tema, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no respondió las preguntas realizadas por este medio.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…
2018-04-04T10:11:33+00:00 abril, 2018|Actualidad|0 Comments

Leave A Comment