Kahoot: una herramienta perfecta para llevar el juego a la sala de clase

Inicio » Cómo aprenden los niños » Kahoot: una herramienta perfecta para llevar el juego a la sala de clase

Kahoot: una herramienta perfecta para llevar el juego a la sala de clase

Esta plataforma permite crear un juego de preguntas y respuestas en clase. Es gratis, dinámica, muy simple de usar, ideal para evaluar el progreso de los alumnos y mantener su ánimo arriba.

Escrito por: Camila Londoño

junio 7, 2018

1
Foto:

Kahoot!

Kahoot es una herramienta digital gratuita que está diseñada para convertir el aprendizaje en algo divertido y muchos profesores la están utilizando en sus aulas para iniciar o terminar sus clases de una forma diferente. Kahoot permite tener acceso a millones de “paquetes” de preguntas con temáticas diversas adaptadas a diferentes niveles y edades. Dichas preguntas se utilizan en un concursos de preguntas y respuestas en línea. La plataforma está formada por dos páginas web: getKahoot!, utilizada por los profesores y Kahoot.it que es la que los alumnos utilizan para entrar en cada juego o concurso. Aunque la plataforma tiene millones de preguntas y cuestionarios diseñados que se pueden buscar utilizando filtros, los docentes también pueden diseñar una encuesta, un quiz o una discusión centrada en las necesidades de los alumnos o los aprendizajes de una clase específica. La idea es que los alumnos, utilizando sus celulares o tablets, practiquen lo aprendido y pongan a prueba sus conocimientos mientras juegan con todos sus compañeros.

Kahoot/Así se ve la página donde se crean los cuestionarios

¿Cómo funciona exactamente?

El profesor necesita un computador, idealmente con una pantalla o proyector donde todos los alumnos vean lo que pasa. El docente debe escoger el cuestionario que diseñó y también tiene que definir si el juego será individual o grupal. Además deberá enviar un código a sus alumnos para que ellos puedan participar en el juego. El docente controla la actividad y mientras tanto, desde sus dispositivos, los alumnos deben participar respondiendo preguntas. Por acertar y ser ágiles, recibirán puntaje. Cuando se completan todas las preguntas, aparece un listado con los mejores puntajes. Ahí termina el juego y se puede empezar otra partida. Otra buena funcionalidad de Kahoot es que da la posibilidad de descargar los resultados en formato Excel —o guardarlos en Google Drive—, lo que es ideal para guardar un registro de los avances de los estudiantes a lo largo del tiempo. Además incluye datos y estadísticas que son de gran ayuda para que el profesor pueda hacer una retroalimentación completa y útil para nutrir los procesos de aprendizaje de los estudiantes.

Kahoot/Así se ve el juego en la pantalla

La plataforma es divertida, dinámica y ofrece herramientas útiles, pero utilizarla bien es clave para sacarle el máximo provecho.

Si el objetivo es usar Kahoot para reforzar conceptos vistos en clase, entonces es fundamental repasar bien las clases. De esta forma podrás diseñar mejores preguntas sobre el tema. La plataforma es versátil, así que es posible hacer un juego sobre un tema específico e incluso sobre una materia completa. También puede ser transversal, ya que te permite hacer preguntas sobre más de una asignatura a la vez. No hay un límite en las preguntas; la cantidad dependerá del tema o la materia, sin embargo, entre 10 y 20 es un buen número; las suficientes para que el juego no sea corto o demasiado extenso. Para que el juego sea aún más atractivo, puedes utilizar los recursos multimedia que ofrece la plataforma como imágenes o videos. Este material también te permitirá apoyar tus preguntas.

Kahoot te da la opción de compartir tus cuestionarios, por eso, al hacerlo de la mejor forma posible no sólo estarás beneficiando a tus estudiantes, sino también a otros docentes que podrán utilizar tu material para jugar con sus alumnos en clase.

Hay seis características que convierten esta aplicación en un instrumento ideal para trabajar con niños y jóvenes:

1. Adaptable: en pocos minutos puedes crear juegos pedagógicos sobre cualquier tema y para cualquier edad. Muchos profesores incluso lo utilizan en clases de educación física.

2. Simple y rápida: funciona en cualquier dispositivo con internet y los jugadores no necesitan inscribirse o abrir cuentas para sumarse al juego. Esto hace que la dinámica de participación sea simple y rápida.

3. Diversidad de opciones: Kahoot permite empezar conversaciones, reforzar conocimientos, introducir nuevas temáticas y fomentar el trabajo en equipo, entre otras cosas. Hay muchas formas de utilizar el juego y esto hace que sea versátil y aplicable de muchas formas.

4. Motivante: a los estudiantes les encanta y es ideal para impulsar el aprendizaje social y potenciar las habilidades de todos ellos.

5. Es global: la aplicación te da la opción de conectarte y jugar en tiempo real con personas de más de 180 países.

6. Es gratis: no necesitas pagar para convertir Kahoot en una herramienta de trabajo al interior de tu sala de clase.

Para profesores interesados en integrar la tecnología en el aula, Kahoot es un complemento perfecto. Además de ser un instrumento de diagnóstico simple y efectivo, es una herramienta perfecta para empezar o terminar el día de una manera diferente, impulsando así, el interés de todos los estudiantes en la clase.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 votos, promedio: 4,36 de 5)
Cargando…
2018-06-07T18:01:51+00:00 junio, 2018|Cómo aprenden los niños|1 Comment

One Comment

  1. Patricia Jara junio 17, 2018 at junio, 2018

    Excellent tool. I Will try Andrés use it with my students.

Leave A Comment