La Educación Vital: el proyecto de un profesor español que ha cruzado fronteras - Elige Educar

La Educación Vital: el proyecto de un profesor español que ha cruzado fronteras

Inicio » Cómo aprenden los niños » La Educación Vital: el proyecto de un profesor español que ha cruzado fronteras

La Educación Vital: el proyecto de un profesor español que ha cruzado fronteras

Miguel Mederos, profesor de Canarias, España, nos contó cómo llegó a crear “Educación Vital”, una iniciativa que se ha convertido en un vehículo para transformar vidas de muchos estudiantes en España y en el mundo.

Escrito por: Camila Londoño

mayo 25, 2018

1
Foto:

Cortesía de Miguel Mederos

Miguel Mederos no se describe a sí mismo como un líder, pero no cabe duda que lo es. Lo es porque tal como lo menciona, todos los profesores pueden y deben cumplir un rol de liderazgo positivo al interior de las aulas. Este profesor de Canarias, España, lleva 22 años dictando clases, tiene la especialidad de música y es docente generalista; actualmente es profesor en un colegio en la isla Tenerife (CEIP Toscal Longuera), es absolutamente feliz y se considera un maestro afortunado por “tener una de las profesiones más bonitas del mundo”, aquella a través de la cual ha podido generar cambios e impactar la vida de sus estudiantes y muchos otros alrededor del mundo. ¿Cómo lo ha hecho? Miguel cree que los cambios deben suceder dentro y fuera del aula, por eso decidió crear, desde hace varios años, un proyecto que se ha convertido en su sello personal: la Educación Vital.

“La Educación Vital es pasión, juego, alumnado protagonista, convivencia, trabajo utilizando diferentes propuestas y recursos… y sobretodo, es educación para la vida”, explica Miguel.

Este proyecto surge como respuesta a las problemáticas escolares del establecimiento educativo donde trabaja el profesor. Por ejemplo, el conflicto entre alumnos, el alto ausentismo escolar, la desmotivación y la poca valoración de la comunidad escolar. Miguel puso en práctica diversos proyectos en los que los alumnos con mayores dificultades eran los verdaderos protagonistas y el impacto del proyecto no tardó en llegar. “Los cambios a nivel individual y grupal aparecieron, produciéndose una mejora sustancial de la convivencia, la erradicación casi por completo del ausentismo y el cambio de sentimiento de pertenencia y cuidado de las familias con respecto al colegio”, cuenta el profesor. “Al mejorar los casos más complicados del colegio, mejoraba su aula, su familias, su comunidad educativa en general, el nombre de la institución y el barrio”.

Proyecto de Educación Vital que se llama Constructores de historias.

Desde entonces el proyecto de la Educación Vital busca no sólo generar aprendizajes significativos, sino enseñar a vivir el presente porque “educar para la vida de hoy, es educar para el futuro”.

El proyecto pone al alumno en el centro de los aprendizajes y permite potenciar las capacidades de todos y cada uno de ellos. Así se favorece no sólo el aprendizaje, sino la forma como ellos se relacionan con ese aprendizaje. “No podemos continuar con las clases magistrales en las que el alumnado es un mero receptor”, dice Miguel, por eso, su objetivo principal ha sido lograr que sus estudiantes aprendan de una forma diferente, dentro y fuera de la sala de clase. Bajo esta mirada, este proyecto no sólo incluye estrategias que convierten la matemática en algo divertido, la lectura en algo inolvidable, y las emociones en algo esencial, sino que también integra diferentes profesionales de diversos campos e incluye la participación de colegios y estudiantes que desde distintos rincones del mundo aportan conocimientos, ideas y nuevas formas de educar. ¿El propósito? Lograr “una educación para la vida, útil y con sentido comunitario”.

Construir lazos de aprendizajes entre alumnos de diferentes partes del planeta. Fomentar las relaciones y el trabajo en equipo a través de videos desde aulas en distintas partes del mundo. Conocer otros lugares desde el aula. Compartir e intercambiar conocimientos, ideas, recursos, herramientas. Promover el uso de las tecnologías y desarrollar en los niños y adolescentes habilidades para la producción colaborativa y la construcción de narrativas audiovisuales web; estos son los principales objetivos de la Educación Vital, el proyecto impulsado por Miguel que ya está impactando a muchos docentes y estudiantes que se conectan desde sus escuelas a través de la tecnología –dentro y fuera de España–.

La iniciativa de Miguel se ha convertido en una especie de movimiento educativo sin fronteras.

“Es muy motivante ver el interés mostrado desde diferentes rincones del planeta y la puesta en marcha de la Educación Vital en colegios de diferentes países”. Actualmente participan estudiantes desde Argentina, México, Panamá, EE.UU., Colombia, República de Benín y España, principalmente en dos de los proyectos más relevante de la Educación Vital: los Desayunos Positivos Vitales y Alumnado Conectado por la Educación Vital. Con los Desayunos Positivos Vitales, se busca que los estudiantes estrechen lazos familiares y empiecen el día con ilusión y entusiasmo. Por eso, para esta actividad, los familiares envían mensajes llenos de amor y motivación en los desayunos que sus hijos e hijas llevan al colegio. Con el proyecto Alumnado Conectado por la Educación Vital, se trabaja de una forma colaborativa y se utiliza la tecnología como herramienta para conocer otras realidades y respetar a los demás, sin importar su lugar de origen, su raza, su religión, sus costumbres. El proceso de participación en ambos proyectos es muy sencillo pues se realiza a través de una cámara o un celular. De esta forma no sólo aumenta la motivación, también se fomenta un desarrollo mucho más integral.

Un buen ejemplo de esto es el ejercicio que realizó Miguel con sus estudiantes para homenajear a los estudiantes en la escuelas de México.

Ellos plantaron una gaura mexicana en el huerto del colegio en Tenerife y entre todos explicaron las características de esta planta herbácea.

Luego, los estudiantes en México respondieron al homenaje con este video:

Ejemplos como este hay muchos, pues Miguel ha trabajado duro para hacer crecer el proyecto y transformar éste en una herramienta útil para alumnos y profesores.

Actualmente su Educación Vital no sólo ha ganado dos premios internacionales, también cuenta con el auspicio de la Universidad Nacional Tecnológica de Argentina. Miguel está convencido de que educar es mucho más que dictar clases y por eso se ha empeñado en convertir su estrategia en una educación que se pueda disfrutar, en una educación a través de la cual se crean lazos y se impulsan cambios. “Hemos de buscar una educación con alegría, sentido de comunidad, aprendizaje vivencial y utilidad”, afirma el docente. Sólo así, el papel del docente puede trascender.

A través de su proyecto Miguel ha encontrado la manera de convertirse en un líder para sus alumnos quienes hoy, gracias a él, no sólo están aprendiendo… están aprendiendo a vivir. Su proyecto responde a las necesidades de sus alumnos y las de muchos otros estudiantes del mundo que están aprendiendo a relacionarse de una manera diferente. Además, la iniciativa de este docente se ha transformado en una herramienta para otros docentes que cómo él, buscan promover una educación diferente y de calidad, rescatando los intereses todos los niños y los jóvenes.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 4,09 de 5)
Cargando…
2018-05-25T11:09:33+00:00 mayo, 2018|Cómo aprenden los niños|1 Comment

One Comment

  1. Jacob Aguinda Washicta. mayo 26, 2018 at mayo, 2018

    Magnífico, la educación se construye dentro y fuera del aula. Saludos.

Leave A Comment