María Isabel Díaz: “Esto va a ser un gran referente no solo para el país sino también a nivel internacional”

Inicio » Actualidad » María Isabel Díaz: “Esto va a ser un gran referente no solo para el país sino también a nivel internacional”

María Isabel Díaz: “Esto va a ser un gran referente no solo para el país sino también a nivel internacional”

A pocos días de haberse publicado las nuevas Bases Curriculares para la Educación Parvularia (BCEP) Elige Educar conversó con María Isabel Díaz, primera Subsecretaria de este nivel educativo, para conocer la importancia y trascendencia de los nuevos lineamiento.

Escrito por: María José Lincovil

marzo 10, 2018

2
Foto:

Ministerio de Educación

Corría el año 2015 y, como parte de la reforma educacional del Gobierno, la Presidenta Michelle Bachelet anunciaba la creación de la Subsecretaría de Educación Parvularia. Este hito marcaría un precedente en la educación inicial en Chile, por primera vez se creaba un organismo especialmente dedicado a resguardar la calidad de la educación infantil y quien lo lideraría sería una educadora de párvulos. Se trataba de María Isabel Díaz, Doctora en Educación de la Universidad de Granada y especialista en desarrollo curricular y diseño de políticas públicas para la primera infancia.

Muchas fueron las demandas a las cuales este organismo debió responder, sin embargo, hubo una que tiene directa relación con la calidad de los procesos educativos: la creación de las nuevas Bases Curriculares para la Educación Parvularia (BCEP). Hablamos del referente curricular más importante para la educación inicial y el ejercicio pedagógico de los educadores. Aquel documento que define principalmente qué deberían aprender niños y niñas desde su nacimiento y hasta los 6 años de edad.

A pocos días de haberse publicado dicho documento, y a horas de dejar su cargo, conversamos con María Isabel Díaz para conocer los principales cambios de este marco normativo. Acá compartimos parte de la entrevista.

Elige Educar [EE]: ¿Por qué actualizar este instrumento? ¿cuál fue la mayor necesidad que ustedes observaron?

María Isabel Díaz [ID]: “En el marco de lo que ha sido la definición curricular en Chile surgió la necesidad de efectivamente renovarlo dado que tenía 17 años el anterior currículum […] Y bueno, han pasado ya muchos años. El país ha estado en una profunda reforma educativa donde es necesario innovar e incorporar aquellos elementos que tienen que ver con los requerimientos fundamentales de la sociedad que han ido surgiendo, más otros que se suman que son de carácter más pedagógico y los reportes de la producción curricular y didáctica”.

EE: ¿Cómo se construyó este nuevo instrumento y cuál fue el rol de los educadores de párvulos en este proceso?

ID: “Lo que hicimos fueron muchísimas mesas de conversación, mesas técnicas y muchísimas consultas, más de 500 mesas forman parte de la elaboración de esta propuesta curricular. Las primeras consultas estaban centradas en qué es lo que los educadores aspiraban respecto a un currículum, cuál era la necesidad y qué es lo que se espera, la expectativas que hay detrás de un curriculum. Lo que hicimos también fue traer al equipo educadoras de párvulos con experiencia pedagógica y las incorporamos en el equipo de la división de políticas educativas para que pudieran aportar desde una mirada naturalmente desde el terreno […] Así lo que hicimos fue impulsar la generación de un tipo de construcción que recoge distintos ámbitos de acción donde se desempeñan educadores y también otros profesionales. Eso diría yo que fue un punto de partida. Y lo segundo, es también consignar todo un estudio de las propuestas curriculares a nivel internacional, donde uno evalúa también los tránsitos, por ejemplo, miramos mucho Nueva Zelanda”.

EE: Entonces, ¿podríamos decir que este nuevo instrumento recoge la visión de ese educador en sala que muchas veces se siente un tanto marginado?

ID: “Sí, la recoge responsablemente. Porque además, cuando uno hace curriculum en Chile, es requisito hacer consultas participativas. Es decir, no tan solo se hace porque, desde mi punto de vista, la construcción curricular lo requiere, sino porque obligatoriamente así se establece”.

EE: ¿Cuáles son los principales cambios que traen las nuevas bases curriculares?

ID: “Las bases tienen una continuidad también -debo decirlo- pues se fundan en los principios fundamentales de lo que fue el currículum anterior del año 2011. Hay un primer capítulo que habla de los fundamentos, los principios […] y sobre eso uno recoge lo que se elaboró en la primer propuesta y la va complementando, la va renovando.

Hay un país que habla de inclusión, hay un país que habla de diversidad, hay un país que está hablando de equidad de género, de atención a la diversidad, de flexibilidad curricular y eso se incorpora en la propuesta del primer capítulo. Y en el segundo hay ya una matriz distinta, que si bien recoge lo que se vino trabajando también en el anterior currículum -en el sentido de generar tres tipos de ámbitos- […], cambia algunos núcleos. El Desarrollo Personal y Social toma un carácter más transversal y se modifica también la distribución, la temporalidad de los objetivos de aprendizaje; no en dos cortes, sino en tres cortes, y los tres cortes obedecen también a requerimientos y decisiones de aprendizaje, de desarrollo y también de la organización administrativa que tiene Chile […]. Hay ajustes también en lo que es la malla, la propuesta de diseño, de la arquitectura, pero también en la organización temporal. Esto es una tremenda innovación para el sistema, y hemos tenido a esta altura, en las 48 horas que tiene liberado el texto en su versión definitiva, bastante aprobaciones de las educadoras que trabajan directamente en aula. Les ha parecido muy atractivo, les ha hecho mucho sentido. Es de esperar que den buenos resultados también”.

EE: ¿Cómo este nuevo marco curricular influye en las prácticas pedagógicas de los educadores? ¿Y cómo va impactar en el aprendizaje de niños y niñas?

ID: “Ese es el gran desafío que queda naturalmente para el próximo gobierno, en el sentido de poder hacer la implementación de las bases curriculares. La primera parte es que las conozcan, la socialicen, que es algo que se hace siempre; ver el sentido, la finalidad, los cambios que impulsaran la apropiación curricular. Lo que queremos es que con los aprendizajes y la sabiduría que tienen los propios equipos pedagógicos puedan haber adaptaciones, generación de programas e innovación donde puedan darle vida a estos objetivos, que pueden tener distintos tipos de aproximación metodológica. Esto es bien importante porque se mantiene así la autonomía, que es parte de la identidad, del ethos de la educación parvularia”.

EE: Siguiendo en esta línea…Van pocos días desde la publicación de las bases curriculares y algunos educadores ya se preguntas desde cuándo comienza a regir este nuevo marco normativo.

ID: “El 2019 lo colocamos con un curriculum que sea ya obligatorio. El 2018 es para hacer las aproximaciones. Ahora, podemos encontrarnos con equipos pedagógicos que quieran tomar el desafío de empezar en el mes de abril, en el mes junio o mayo de este año y tomen la decisión de generar sus propias planificaciones, de cambiar su proyecto educativo, actualizarlo y empezar a planificar. Eso va a depender de las decisiones que tome cada equipo […]. Yo creo que cualquier aproximación que se haga son ensayos que me parece que demuestran un interés y que es posible empezar a apropiarse y hacerse las preguntas; porque aquí hay muchas preguntas en el campo de la didáctica, entonces es bien importante hacer esta aproximación”.

EE: ¿Cómo se dará a conocer este nuevo marco normativo entre todos los educadores de Chile? ¿Habrá jornadas de presentación o capacitación?

ID:“Sí, hay un itinerario de socialización. Van a haber distintas metodologías; desde encuentros más presenciales, comunales, regionales, por actores, académicos, investigadores, educadores, directores, encargado, supervisores. En fin, aquí hay harta riqueza y harta experiencia en eso […]. La idea es llegar a todo el país y que podamos tener un acercamiento en distintas etapas”.

EE: ¿Cómo se relaciona este instrumento con otros? Por ejemplo, con los mapas de progreso

ID: “Los mapas ayudaron muchísimo a la generación de este material, porque los mapas lo que hacen es mostrar también recorridos de aprendizaje […] Lo que se recoge es la evidencia empírica, los mapas tienen una evidencia empírica, yo diría, bien inédita en Chile […] Ese material sirvió para hacer las actuales bases curriculares y lo mismo diría yo con los programas pedagógicos”.

EE: Al revisar el documento y las minutas compartidas, podemos observar que las nuevas bases curriculares ponen especial énfasis en educar bajo el enfoque de derecho. ¿Qué habilidades o conocimientos debe tener un educador para enseñar desde este enfoque?

ID: “Naturalmente todo lo que tiene que ver la declaración de los derechos humanos, todo lo que tiene que ver con la convención de infancia, está contenido. Hay una serie de marcos referenciales teóricos que están básicamente concentrados, en este caso, en el currículum nacional, en las convenciones internacionales, los grandes acuerdos internaciones, porque hay un requerimiento especial para la niñez, donde se recogen visiones respecto a cómo el educador ve al niño, cómo se le considera en la sociedad, cómo este niño no es solamente un niño al que uno dirige, sino un niño que aporta, que decide, que contribuye. Entonces esto cambia, es un rol mucho más protagónico. Todo eso debe incorporarse en la práctica pedagógica y eso esperamos que vaya siendo parte del cambio cultural que se requiere en Chile”.

EE: ¿Qué pasa si un educador de párvulos no se siente preparado para trabajar bajo el enfoque de derecho u otras áreas que ahora se incorporan en las nuevas bases curriculares? ¿Van a tener oportunidades de capacitación?

ID: “Sí, bueno, hay distintos ámbitos y van a surgir requerimientos, naturalmente. […] Las universidades tiene que ser nuestros aliados en esta tarea, ellos son quienes van hacer la oferta también de cursos para poder ir profundizando en estos aspectos. Aquí hay un trabajo bastante conjunto, y así fue también la vez anterior, y así se hace. Quienes están hoy en la academia, van a ser nuestros aliados para poder difundir este currículum y hacer esta apropiación […] Es un sistema que se está activando en distintos ámbitos”.

EE: En las nuevas bases curriculares hay pequeñas sutilezas, por ejemplo, ahora los aprendizajes esperados se llaman objetivos de aprendizaje. En este cambio, ¿hay también un cambio de paradigma?

ID: “No especialmente. Yo diría que se mantienen los principios, se enriquecen, se van nutriendo. Y lo que hace sobre todo es en materia de arquitectura curricular, de ordenamiento, de comunicabilidad. Los objetivos hoy son más comunicables, más precisos. Marcan trayectoria, cada uno tiene un conector […] La idea es que sea un curriculum que sea amigable, que uno lo tome y se pueda apropiar rápidamente, y se pueda complementar”.

EE: Respecto a los núcleos, se suman algunos como corporalidad y movimiento, ciudadanía y convivencia. ¿Responde esto a la necesidad país que comentaba?

ID: “Sí, hay dos elementos que yo creo que fueron parte de los grandes requerimientos que surgieron en el debate, en la generación, la creación y la discusión que dió. Uno de ellos es que tenemos niños bastante inactivos. Hay una práctica que tiende a ser más rígida con poco movimiento, entonces lo que queremos es que se incorpore esta visión, porque la motricidad en el otro curriculum quedó más oculta en el ámbito de la autonomía y ahora se visibiliza y aparece todo lo relacionado con corporalidad y movimiento […] El otro elemento es todo lo que tiene que ver con niño ciudadano, que yo lo encuentro riquísimo […] Queremos niños que también trabajen la empatía, que planifiquen, que tengan responsabilidades, que opinen, etc. Son varios elementos que están confluyendo en la concepción de un ciudadano que es activo”.

EE: ¿Y esto también se correlaciona con la necesidad de otorgar mayor protagonismo al juego?

ID: “Sí, así es, exactamente. Se valoriza, se ponen en relieve el juego y se da una sintonía en el juego que yo siempre llamo un ‘juego serio’ que es un juego que tiene sentido, no es que sea conducido siempre, sino que hay distintos tipos de categorías de juego. Lo que sí es verdad, es que lo relevamos mucho más, lo situamos, lo colocamos muy reiteradamente. Puede parecer recargado, pero el mensaje es: mejor que se vea a que no se ve. No queda duda que este currículum lo que hace es darle protagonismo al juego”.

EE: Para ir cerrando, ¿cuál es el cambio más importante para usted? ¿Con qué se queda?

ID: “Yo estoy en un momento de salida, y esto forma parte del mandato de la Presidenta Bachelet que me correspondió asumir en esta subsecretaría; instalarla, hacer todo este trabajo bastante fundacional y, por lo tanto, las bases curriculares son un hito que, lo que hacen, es validar el trabajo que hace una subsecretaría que instala el tema a nivel de rectoría y empieza a hablar de política pública en primera infancia. Y eso para nosotros ha sido fundamental.

En lo personal, y dada mi trayectoria como subsecretaria no solo en política pública sino que también como especialista en el área de currículum, esto ha sido un trabajo muy muy intenso. Un trabajo que he disfrutado. Con toda la carga que tiene ser subsecretaria, este trabajo me permitió complementar mi área de formación específica, y fue un trabajo muy apasionante. Yo estoy muy contenta con el currículum; uno siempre piensa que puede perfeccionar ciertas cosas, claro, pero estoy muy contenta. Esto va a ser un gran referente no solo para el país, sino también a nivel internacional, porque imprime elementos que hoy día preocupan a las sociedades. Y queremos una sociedad que sea más justa, más directa, más tolerante. Chile está dando pasos muy significativo en esto y este material es un aporte muy valioso. Y los educadores están contentos en general; las educadoras y educadores sienten que es algo que los identifica. Estamos trabajando para ambos lados; no solo para que los niños tengan más oportunidades, sino para que las educadoras y educadores puedan desarrollar también sus talentos”.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, promedio: 4,65 de 5)
Cargando…
2018-03-12T16:46:43+00:00 marzo, 2018|Actualidad, Comunidad escolar|2 Comments

2 Comments

  1. Laura marzo 11, 2018 at marzo, 2018

    Gracias por permitir mejorar nuestras prácticas pedagógicas y por las oportunidades para con nuestros niños y niñas

  2. Sonia marzo 12, 2018 at marzo, 2018

    Gracias por pubicar la entrevista y mostrar la obra que se realizó para actualizar el curriculo en la primera infancia, en una nueva mirafa de nuestra sociedad .

Leave A Comment