"Me preocupa el que la educación inicial ha sido una política invisibilizada" - Elige Educar

“Me preocupa el que la educación inicial ha sido una política invisibilizada”

Inicio » Actualidad » “Me preocupa el que la educación inicial ha sido una política invisibilizada”

“Me preocupa el que la educación inicial ha sido una política invisibilizada”

María Isabel Díaz, subsecretaria de Educación Parvularia, afirma que tras cuatro años de promulgada la ley de kínder obligatorio, esta se puede aplicar. No obstante, asegura que el 96% de los niños ya asiste a ese nivel educativo.

Escrito por: Fuente Externa

diciembre 11, 2017

0
Foto:

Elige Educar/Lorena Tasca

En octubre de 2015, María Isabel Díaz fue designada por la Presidenta Michelle Bachelet como la primera persona a cargo de la Subsecretaría de Educación Parvularia. A más de dos años del hito, la autoridad de este nivel educativo dice estar orgullosa de haber participado en una reforma “tan integral”.

“La educación parvularia no solo ha instalado una nueva institucionalidad, sino que ha iniciado una proyección y una extensión de cobertura que ha sido impulsada a través de la generación de nuevos jardines infantiles, con estándares internacionales”, afirma.

Pese a estos logros, Díaz no guarda sus inquietudes.

“Me preocupa el que la educación parvularia ha sido una política invisibilizada y no ha tenido el reconocimiento que debiera tener, porque sí se han tomado muchísimas medidas que nunca han estado en la historia de la educación parvularia”, sostiene.

Uno de los factores que ha propiciado esta invisibilización, reconoce, tiene que ver con la discusión y el énfasis otorgado a la educación superior.

Sin embargo, aclara inmediatamente que “hemos visto (en la educación parvularia) bastantes acuerdos transversales, lo que ha hecho que no estemos en la noticia (…). Muchas veces dicen que aquí no ha pasado nada; sin embargo, la agenda ha sido intensísima. Este equipo ha logrado echar a andar las 25 medidas que teníamos propuestas, como la certificación de calidad de los jardines o la cobertura y crecimientos de las salas cuna”.

Mientras la subsecretaria responde, en el Congreso los parlamentarios retoman la discusión del proyecto de reforma a la educación superior. Durante los próximos meses y, probablemente, en gran parte de 2018, la atención pública se inclinará por este tema.

Esto podría volver a mermar la discusión sobre la educación inicial.

– ¿Qué prioridad debe darle el nuevo gobierno a la educación parvularia?

“Aquí viene una gran prioridad, que es implementar las bases curriculares -que fueron aprobadas hace dos semanas por el Consejo Nacional de Educación-, la carrera docente y dar continuidad absoluta a lo que estamos haciendo, como la certificación de los jardines infantiles”.

Bases curriculares

La aprobación de las bases curriculares de la educación parvularia no estuvo exenta de problemas. Antes de ser validadas por el CNED, estas fueron rechazadas, pero eso, según cuenta Díaz, no llamó la atención de su equipo, ya que “estábamos conscientes de que es un proceso que se va construyendo”.

– ¿Cuál es la novedad de estas bases curriculares?

“Hay varios elementos nuevos acerca del aprendizaje, como el ejercicio activo de la ciudadanía. Ver niños ciudadanos no estaba en el antiguo currículo. Con esto queremos que los niños opinen, participen, respeten y que tomen decisiones, por lo que hay una apertura curricular distinta a empezar a hacer los primeros ejercicios en los jardines y colegios”.

Otro punto mencionado por la subsecretaria es el ordenamiento de los ciclos de aprendizaje en tres etapas y el desarrollo del lenguaje y la expresión oral.

“En este último punto se intenciona fuertemente el incremento del vocabulario, lo que implica manejar muchísimas estrategias para que los niños puedan manifestar sus emociones y acercarlos a todo lo que tenga que ver con la literatura”.

– ¿Por qué el kínder aún no es obligatorio, pese a que hay una ley que así lo establece?

“Esta es una iniciativa que se trabajó durante el gobierno del ex Presidente Piñera. Nosotros hicimos todos los estudios, y la verdad es que era muy complejo echar a andar el kínder inmediatamente, porque hay elementos normativos que tienen que estar absolutamente en línea (…). Nosotros hemos estado trabajando en todo eso, y creo que ya están las condiciones como para poder hacerlo. De hecho, tener las bases curriculares era parte de los requisitos para hacerlo obligatorio. También, empezar a tener el reconocimiento oficial de los establecimientos, porque un niño podría estar haciendo el kínder en un lugar que no está reconocido, lo que le genera más dificultades”.

Finalmente, añade que la otra razón es el porcentaje de escolares que cursan este nivel. “El 96% de los niños están en el kínder, considerando que no es obligatorio”, argumenta.

En cifras

$770.000 millones ha invertido el Gobierno en este nivel educativo, entre 2014 y 2017.

$264.000 millones invirtió el gobierno de Michelle Bachelet en su primer período.

382.370 niños estuvieron en la educación parvularia en 2016.

70.000 cupos en la educación parvularia terminarán de construirse el próximo año. Anteriormente se habían comprometido 90 mil.

2019 será el año en que todos los jardines infantiles tendrán que ser reconocidos oficialmente.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
2017-12-11T08:40:14+00:00 diciembre, 2017|Actualidad|0 Comments

Leave A Comment