Niños de 4 y 5 años transformaron su aula en un museo de arte latinoamericano

Inicio » Cómo aprenden los niños » Niños de 4 y 5 años transformaron su aula en un museo de arte latinoamericano

Niños de 4 y 5 años transformaron su aula en un museo de arte latinoamericano

Fernando Botero, Frida Kahlo y Oswaldo Guayasamín son algunos de los artistas que se encuentran en este espacio, que es el resultado de un trabajo de casi tres meses que realizan dos educadoras infantiles para incentivarlos a conocer las culturas de otros países.

Escrito por: Lorena Tasca

octubre 18, 2018

5
Foto:

Simón Díaz/Elige Educar

Son las 11:00 de la mañana y en un colegio ubicado en Chicureo -una localidad a las afueras de Santiago de Chile- un niño de 4 años está explicando las razones por las que Fernando Botero, pintor, escultor y dibujante colombiano le interesa tanto el volumen. Mientras tanto,otros niños y niñas señalan en un estante qué esculturas y pinturas de Botero replicaron ellos en formato miniatura.

¡En la tienda de recuerdos del museo!

Esto sucedió en el Museo de Arte Latinoamericano del Trewhela´s School, una iniciativa creada por el curso de prekínder del año pasado y que ahora las educadoras infantiles Constanza Moreno y Amaya Bauzá continúan impulsando, con la intención de que por unos días la sala de clases se transforme en un espacio de intercambio cultural y de aprendizaje; no sólo para su curso, sino para los demás estudiantes del colegio, profesores y apoderados.

Las educadoras Amaya Bauzá y Constanza Moreno.

En esta segunda edición, los artistas plasmados además de Botero, fueron la mexicana Frida Kahlo, el ecuatoriano Oswaldo Guayasamín y la chilena Marcela Paz, famosa por sus cuentos de “Papelucho”(protagonista de una serie de libros infantiles). “El objetivo de todo esto es que finalmente conozcan la cultura latinoamericana, algo que es muy lejano a ellos. Fuimos escogiendo a los artistas según sus intereses y el caso de Marcela Paz es porque queríamos tener a una chilena y ya habíamos hecho un museo de Gabriela Mistral y esta instancia era una buena oportunidad para abordar parte de la cultura chilena”, explica Amaya.

El arte desde el juego

Al entrar a este museo, que apenas permanece unos días instalado en la sala, un niño vestido de guardia da la bienvenida; una niña se encarga de entregar un ticket de ingreso y donde se encuentran expuesta todas las obras, hay varios guardias que te advierten cuando te estás acercando mucho, como pasa en el Museo Nacional de Bellas Artes o en el Louvre. También hay varios que personifican a cada artista, el guía que va indicando el camino y para finalizar, una tienda de recuerdos con marca libros con varias versiones de “Papelucho”, algunos dulces y unos lápices “gorditos como la esculturas de Botero”, explica un niño.

Algunas esculturas de Botero realizadas por los niños y niñas del Trewhela´s School.

Todo ese recorrido y muestra es el resultado de casi tres meses de trabajo en el que todos decidieron qué querían hacer y cómo querían hacerlo, siempre guiados por las educadoras Constanza y Amaya. Todos participaron en votaciones para escoger qué rol querían cumplir y en qué espacio de la sala querían exponer sus obras de arte. Además, los niños hicieron una réplica de todas las obras, por eso, en este museo, hay varias versiones de obras como Las Bailarinas de Botero o los autorretratos de Kahlo.

Las versiones de Kahlo realizadas por el curso.

“Cada semana estudiaron un artista. Todo empezó con Botero, vimos de dónde era, dónde quedaba Colombia, las esculturas más famosas y nos apoyamos con varios videos como “Zamba – Excursión al Museo de Bellas Artes”, un video ideal para explicarle a los niños algunos conceptos y así íbamos semana por semana”, explica Amaya.

Las emociones en los artistas

Realizar este museo no sólo fue una gran oportunidad para hablar sobre la importancia del trabajo en equipo y las razones por las que cada uno debía asumir un rol dentro de esta actividad, también fue una instancia para conversar sobre las emociones. Constanza y Amaya explican que con Guayasamín tuvieron la oportunidad de conversar sobre lo que sentían al ver las obras del artista ecuatoriano. “También trabajamos las emociones con Frida. Por ejemplo, a las niñas les encantó que tuviera un accidente y cómo lo enfrentó, cómo hizo para seguir pintando”, agrega Amaia.

Algunos de los niños que exponen la historia de Guayasamín.

La diversidad gastronómica, las banderas y la cultura del país de cada artista también fue un tema a desarrollar durante los meses de trabajo. Por eso, en cada estación del museo, se encuentra una bandera del país realizada por los niños. “Finalmente este museo es una oportunidad para hablar con ellos sobre cosas que no son cercanas, de cosas que no se hablan (…) esto sirve para que ellos se acerquen un poco más a lo global”, dice Constanza.

¡El grupo completo del prekínder!

Los logros de esta actividad han sido varios: por ejemplo, que todos los niños pidan a sus padres ir a los museos los fines de semana, o que todas las semanas algún estudiante les lleve información sobre algún artista o historia que descubrieron. En otras palabras, motivar y trabajar desde la curiosidad innata de cada niño y niña. “Hablar de arte es importante porque por lo general es algo que no se ve, de lo que no se habla… y hacerlo a esta edad sirve mucho para que ellos se acerquen un poco más a lo global”, dice Constanza.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (30 votos, promedio: 4,97 de 5)
Cargando…
2018-10-23T10:20:16+00:00 octubre, 2018|Cómo aprenden los niños|5 Comments

5 Comments

  1. Herly Bastías octubre 21, 2018 at octubre, 2018

    Excelente trabajo de las educadoras, solo un detalle, no sé si transcribieron mal lo dicho por la educadora; “A las niñas les encantó que Frida tuviera un accidente “, supongo que quiso decir que les llamó la atención o lo encontraron increíble que ha pesar del terrible accidente, trató de seguir su vida de pintora, a pesar de las dificultades.

  2. Amaya octubre 21, 2018 at octubre, 2018

    ¡Muchas gracias EligeEducar por este lindo reportaje!
    Me alegro mucho de que existan profesionales como ustedes, preocupados por entregar una mirada distinta de la educación en nuestro país.
    Como dijo Mandela,

    “Education is the most powerful weapon which you can use to change the world”

  3. Lorena Tasca
    Lorena Tasca octubre 23, 2018 at octubre, 2018

    ¡Hola, Herly! La cuña completa es: “También trabajamos las emociones con Frida. Por ejemplo, a las niñas les encantó que tuviera un accidente y cómo lo enfrentó, cómo hizo para seguir pintando”. Tiene razón, quizá se lee raro, pero se respeta cómo lo dije la educadora y lo que les encantó es cómo lo enfrentó. Feliz semana 🙂

  4. Marco Antonio Díaz Cordero octubre 23, 2018 at octubre, 2018

    Felicitaciones a las docentes, Amaya y Constanza por la entrega y dedicación a sus estudiantes, siempre llenándolos de sorpresas en su trabajo diario, ” la educación esta en constante movimiento no puede dejar de agitarse”.

    Saludos

  5. Pilar Chaves octubre 24, 2018 at octubre, 2018

    Excelente experiencia . Me enorgullece cuando se mira a Colombia , mi país , más allá de las terribles noticias que nos han acompañado durante años. De modo que me siento agradecida , pues esta nueva generación de niños , de un país hermano crecerá con otra visión .
    Es un trabajo impecable y me encantaría hacer algún proyecto en conjunto. Soy orgullosamente maestra de primera infancia.
    Bogotá, Colombia.

Leave A Comment