¿Cómo puedo descubrir si la pedagogía es lo mío? 5 consejos de una futura educadora

Inicio » Futuro Profesor » ¿Cómo puedo descubrir si la pedagogía es lo mío? 5 consejos de una futura educadora

¿Cómo puedo descubrir si la pedagogía es lo mío? 5 consejos de una futura educadora

Su elección vocacional no fue fácil, pero finalmente encontró una profesión que la apasiona y desafía día a día: pedagogía. Esta es la historia de Natalia Hernández y sus consejos para quienes hoy están pensando estudiar pedagogía.

Escrito por: Natalia Hernández

junio 6, 2017

0

Todos quienes nos encontramos en el camino de la pedagogía nos hemos hecho esta pregunta alguna vez. Todos hemos tenido dudas e inseguridades respecto a dedicar o no nuestra vida a la docencia.

Al igual que muchos jóvenes, a mí también me pasó. Mi elección vocacional fue un proceso lleno de dudas e incertidumbres, pero finalmente encontré la respuesta: pedagogía es lo mío. Si hoy estás finalizando tu etapa escolar y tienes entre tus opciones profesionales alguna carrera de pedagogía quiero contarte mi experiencia, porque sé que inevitablemente te surgirán algunas interrogantes durante este proceso.

Mi nombre Natalia Hernández, soy estudiante de tercer año de Educación de Párvulos y actualmente me desempeño como tutora de Elige Educar. A través de llamados telefónicos oriento a jóvenes de enseñanza media para que den el gran paso: estudiar pedagogía. Para todos ellos, hoy he resumido mi experiencia a través de 5 grandes consejos. Recomendaciones que de seguro te ayudarán a dilucidar con mayor certeza tu vocación, al igual como pasó conmigo.

1. Descifra tus habilidades

Cuando yo estaba en cuarto medio, vino la típica pregunta de ¿para qué soy buena? Muchas veces creemos que esto tiene directa relación con las asignaturas en las que nos va bien, lo que no es totalmente cierto. Si bien, hay muchas maneras en que podemos saber si somos buenos para algo, no siempre las notas son un indicador de aquello, de hecho, hay muchos ámbitos en los que podemos ser buenos que no son evaluados por ninguna asignatura.

Por ejemplo, yo me percaté que era buena enseñando cuando estudiaba con mis compañeros y ellos aprendían, quizás era la misma materia que ambos estábamos leyendo del libro de clases, pero yo podía leerla y aplicarla de tal modo que para ellos fuera más accesible y fácil de entender. Si me hubiera guiado solo por las notas, quizás hubiera pensado que debía estudiar una carrera que estuviera netamente ligada el lenguaje, y ciertamente la pedagogía lo está, pero principalmente está ligada a otras habilidades que no son evaluadas en la escuela, como lo son planificar, enseñar, sintetizar y muchas otras. Así que una buena pregunta para hoy sería ¿Qué habilidades tengo de un futuro profesor?

2. Dilucida tus anhelos

Es importante comprender que la pregunta ¿Qué habilidades poseo? no es para nada limitante, sino todo lo contrario, ya que se trata de descubrir lo que tengo y lo que me falta por desarrollar. Sin duda la pedagogía es una carrera que te desafía a diario y que requiere desarrollar aprendizajes constantemente. Es por eso, que cuando me hallaba en el periodo de decisión, pensé en aquellas cosas que me gustaría desarrollar a través de mi formación profesional.

Cada camino profesional tiene sus propias características, y una característica muy propia de la pedagogía es la posibilidad de aprender constantemente. Considerando lo anterior, no es necesario que entres a la carrera con todas las habilidades, pero sí con la voluntad de aceptar el desafío de adquirirlas. Así que otra buena pregunta para hoy sería ¿Qué habilidades deseo desarrollar en mi futuro profesional?

3. Establece tu propósito

Muchas veces la elección de tu carrera profesional tiene mucha relación con nuestro deseo de escoger una carrera en que podamos ser un gran aporte. Si bien, todas las áreas profesionales significan un aporte a distintos ámbitos de la sociedad, la pedagogía consolida directamente el cambio, un cambio humano que depende principalmente del profesional que se encuentra en frente de un aula.

Cuando vi mis futuras opciones, supe que debía inclinarme por aquella que coincidiera más con el tipo de aporte que yo quería hacer, con el propósito que tendrían mis acciones en mi ejercicio laboral. Entonces me di cuenta que estaba segura de que quería que mi granito de arena aportara al cambio de la sociedad por medio de la enseñanza. Entonces una buena pregunta para hoy sería ¿Qué espero aportar desde mi futura profesión?

4. Identifica tus sentimientos

Ciertamente uno de los factores más nombrados al hablar de pedagogía es la vocación. Si bien, todas las profesiones requieren cierto grado de vocación, la docencia es un área en la que es primordial sentir satisfacción en el contexto diario.

Existen muchos motivos para escoger ser un profesor, pero sin duda, no debe faltar el interés genuino por esta tarea. Para identificar esta vocación, basta con examinar aquellos sentimientos de satisfacción que son percibidos al ser parte de procesos de aprendizaje. Por ejemplo; cuando yo enseñaba a otros me sentía totalmente plena, feliz de ayudarlos a entender y aprender de ellos a la vez. Dicho esto, una pregunta primordial podría ser ¿qué sentimientos me genera enseñar?

5.Revisa tus experiencias

Una vez escuché que la pedagogía era la única carrera a la que entras teniendo muchos años de experiencia. Independiente si tu paso por el colegio fue una experiencia positiva o negativa, esto podría ser una razón para escoger la docencia.

En el caso de que la experiencia haya sido positiva, existe la oportunidad de repetir e imitar esa huella positiva. Por el contrario, si la experiencia fue negativa, con mayor razón podría existir el deseo de cambiar el legado de ese docente, revertiendo el impacto negativo personal, por uno colectivamente esperanzador y entusiasta acerca del aprendizaje. Por esto, una última pregunta sería ¿qué influencia tiene mi experiencia en mi elección profesional?

Puede que luego de todas estas preguntas y reflexiones exista aún la incertidumbre de si la pedagogía es lo tuyo, pero no te preocupes, estás a punto de tomar una gran decisión y debes tomar el tiempo necesario para hacerlo. Descubrir tu futuro profesional no es tarea fácil pero tiene un resultado satisfactorio cuando se sobrelleva de la manera correcta.

Tomar la decisión de estudiar pedagogía es solo el comienzo de un desafiante camino en el que constantemente surgirán las preguntas e inquietudes. Lo importante es tener la disposición para superarlas.

Fuentes:

Escrito por Natalia Hernández para Elige Educar

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (73 votos, promedio: 4,49 de 5)
Cargando…
2017-06-06T19:17:34+00:00 junio, 2017|Futuro Profesor, Voz de los profesores|0 Comments

Leave A Comment