“Temple Grandin”: la película que evidencia el impacto de un profesor en la vida de una niña con autismo

Inicio » Cómo aprenden los niños » “Temple Grandin”: la película que evidencia el impacto de un profesor en la vida de una niña con autismo

“Temple Grandin”: la película que evidencia el impacto de un profesor en la vida de una niña con autismo

La película del director Mick Jackson cuenta la historia de Temple Grandin, una mujer brillante que fue diagnosticada con autismo a sus cuatro años y rompió paradigmas desde varios puntos de vista.

Escrito por: Camila Londoño

julio 23, 2018

0
Foto:

Temple Grandin

Cuando Temple Grandin era pequeña no le gustaba compartir tiempo con otros niños, no se dejaba abrazar por nadie, ni siquiera por su madre. El exceso de estímulos sonoros y visuales la alteraban y repetía acciones –como girar en un columpio– para sentirse más tranquila en el extraño mundo que la rodeaba. No habló hasta los cuatro años y a esa misma edad, por todos estos síntomas, la diagnosticaron con autismo. A pesar de esto, Temple era brillante y entendía el mundo como muy pocos lo hacían. En la película Temple Grandin, dirigida por Mick Jackson, se cuenta esta historia; la historia de esta niña que pese al autismo, no sólo llega a la universidad, sino que también logra un PhD, revoluciona un sistema, se convierte en profesora y también en la voz de muchas otras personas que sufren su condición

Según se evidencia en la película, encajar en una realidad donde todos eran “normales”, no fue una tarea sencilla, ni para Temple, ni para su madre, Eustacia Grandin.

El médico que diagnosticó a Temple, le aseguró a Eustacia que su hija nunca podría hablar y ella lo negó… Se negó a creer que su hija no pudiera hablar y se negó a creer que no pudiera desarrollarse como cualquier otra persona. Por eso, hizo hasta lo imposible para que Temple se sintiera, a su manera, parte del mundo. ¿Cómo logró llegar tan lejos? Según la película, hay varios hitos en la vida de Temple que la marcan de alguna manera. En primer lugar, la visita al rancho de sus tíos en unas vacaciones, un lugar donde se despierta su curiosidad por los animales, especialmente por el ganado. En esta visita, Temple descubre un mecanismo compuesto por dos placas que servía para calmar a las reses cuando se ponían nerviosas, y a partir de esto, diseña una máquina similar para ella; la llamó “la máquina de los abrazos”. Era una forma perfecta de reemplazar el contacto físico (como el abrazo de su madre) que debido a su autismo, no toleraba. Un tiempo después, se reconoció la utilidad de esta máquina en otros niños con autismo.

Además de esta anécdota crucial y el rol de su madre a lo largo de toda su vida, en la película se evidencia la importancia de otro personaje que impactó de forma positiva a Temple: el Dr.Carlock, un profesor de ciencia que además de entenderla, supo darle las herramientas para que se desarrollara.

El Dr. Carlock era profesor de Temple en un internado donde su madre, al principio, no quería dejarla. Fue gracias a él que Eustacia pudo entender que en este lugar, su hija sería incluida como cualquier otro estudiante. “Diferente, pero no menos”; esas fueron las palabras que el Dr.Carlock le dijo a la madre de Temple, dándole a entender, que a pesar de su autismo, la joven era brillante y podría aprender tanto como ella quisiera. Este profesor sabía que Temple tenía una mente científica privilegiada y por esto, en la película, se muestra cómo él, a partir de distintas acciones, potencia al máximo sus capacidades y la motiva a ir siempre cada vez más lejos.Tal como lo hacen muchos otros profesores en las salas de clases.

Fue el Dr.Carlock quien demostró a otros docentes del internado, que Temple concebía el mundo de una forma diferente, de una forma visual y por ende, su aprendizaje también debía ser visual. La estudiante, decía el profesor, tal vez no podía entender el álgebra en fórmulas, pero tenía la brillante capacidad de interpretar la matemática y muchas otras cosas en imágenes, diseñando, construyendo cosas. Gracias al Dr.Carlock, Temple no sólo se enamora de la ciencia, también descubre que tiene el talento para hacer todo lo que se propone. En su caso, decide estudiar zoología y se convierte en una famosa etóloga al revolucionar las prácticas de manejo de animales de ranchos ganaderos. En su estrecha relación con los animales, descubre, que al igual que ella, los animales tienen problemas emocionales, especialmente los explotados por la industria ganadera, entonces dedica su vida a mejorar su bienestar, diseñando sistemas que hoy se usan a lo largo y ancho de Estados Unidos. Ella sabía bien que no podía eliminar el sistema y no podía evitar que las reses fueran sacrificadas, pero en su respeto por ellas, diseñó medidas para que se enfrentarán a la muerte de una forma digna, segura, sin sufrimiento, sin angustia.

Muchos otros temas se pueden rescatar de su historia…

El rol de la mujer en un ámbito laboral machista, el impacto de la industria ganadera en el medio ambiente, el trato a los animales, y por supuesto, la inclusión de niños con necesidades especiales, algo que fue vital para ella y su desarrollo. Temple no sólo tuvo una madre que creyó en su talento, sino que además estuvo rodeada de profesores extraordinarios como el Dr.Carlock. En un momento de su vida, el profesor le dice a Temple que cada vez que se enfrente a nuevos proyectos como ir a la universidad, imagine que está cruzando una puerta donde podrá descubrir nuevas cosas. Y así lo hace el resto de su vida… cada vez que tiene que dar un nuevo paso que la atemoriza, Temple recuerda a su profesor y el mensaje de la puerta. Entonces, logra todo lo que se propone.

A sus 70 años, ella sigue siendo elogiada por sus logros en la industria ganadera, pero sobre todo, por convertirse en una de las primeras personas en compartir públicamente su experiencia personal con el autismo. Temple ha dado la vuelta al mundo compartiendo su vida, contando quién es y cómo ha experimentado el autismo. Además explica cómo funciona su pensamiento visual e incluso rescata siempre la labor de su profesor. En una charla TED, explica cómo el Dr.Carlock logró que ella se apasionara con el aprendizaje y resalta la importancia de que los niños como ella cuenten con grandes profesores. “Los mentores son esenciales. No me canso de decir cuánto hizo mi profesor de ciencias por mí”, afirma Temple en su charla. Su profesor marcó su vida y espera que muchos otros niños con autismo, tengan el privilegio de aprender como ella lo hizo, de la mano de un personaje como el Dr.Carlock.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…
2018-07-23T18:08:40+00:00 julio, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment