El ticket de salida: un instrumento para saber qué y cuánto aprendieron tus estudiantes

Inicio » Cómo aprenden los niños » El ticket de salida: un instrumento para saber qué y cuánto aprendieron tus estudiantes

El ticket de salida: un instrumento para saber qué y cuánto aprendieron tus estudiantes

Se aplica al final de la clase y permite a los docentes recolectar información clave para retroalimentar a los estudiantes y planear la próxima sesión.

Escrito por: Camila Londoño

junio 6, 2018

5
Foto:

Pinterest Gloria Rivera

El ticket de salida o boleto de salida es una estrategia de evaluación formativa que permite a los docentes recoger respuestas de sus estudiantes antes de que termine la clase. El objetivo es analizar dichas respuestas para hacer una revisión objetiva de la comprensión que hubo de la materia. Esto permite a los alumnos entender qué se espera de su trabajo a lo largo de la sesión, y a los profesores, hacer diagnósticos y tomar medidas para modificar estrategias y abordar los contenidos de la clase siguiente. Según se explica en el Portal Colombia Aprende (un punto de acceso y encuentro virtual de la comunidad educativa colombiana), el boleto de salida se puede entender como una evaluación rápida e informal para recolectar evidencia del aprendizaje y es un buen ejercicio para reflexionar sobre cómo se están entendiendo los contenidos.

Boletos de salida efectivos

Según se explica en el portal Educando Juntos, para que los tickets o boletos sean efectivos deben ser rápidos. Esto significa que no deberían tener más de tres preguntas pues el objetivo es recoger ideas concretas sobre aquello que los alumnos comprendieron. El análisis que surge de estas respuestas, para que realmente sea útil, no debería ser de más de 10 minutos. Por otro lado, un boleto de salida efectivo está diseñado para entregar datos, eso quiere decir que a la hora de plantear una pregunta, hay que centrarse en partes claves de los objetivos. Además es importante variar el formato, hacer preguntas de selección múltiples, preguntas abiertas y otras más reflexivas. Otro punto característico de un boleto de salida efectivo es que es inmediato, tanto para los profesores, como para los alumnos. El docente puede ver rápidamente los datos y puede compartir éstos con los estudiantes, así, éste se convierte en una herramienta de retroalimentación y en un instrumento para empezar la siguiente clase de una forma concreta, en torno a las dificultades que hubo antes.

¿Cómo se aplica? Hay diferentes alternativas, pero este es un ejemplo común de cómo se utiliza:

En los últimos dos o tres minutos de la clase, los estudiantes responden por escrito, una o más preguntas que deben ser entregadas al salir de la sala, como “boletos de salida”. Éstos se pueden ir guardando para generar una especie de portafolio de evaluación para el estudiante. Algunas de las preguntas que se pueden utilizar en los boletos de salida son:

– ¿Qué es lo más importante que aprendiste en la clase de hoy?
– ¿Cómo le explicarías el concepto trabajado hoy a un amigo o amiga?
– ¿Entendiste la clase de hoy?, ¿cómo lo sabes?
– ¿Qué preguntas tienes sobre la clase de hoy?
– ¿Qué puedo hacer para ayudarte?

Se pueden variar las preguntas con reflexiones como estas:

– Tres cosas que aprendiste.
– Dos dudas o preguntas que te quedaron.
– Una apreciación u opinión sobre la clase.

El boleto como herramienta de retroalimentación

Este sencillo instrumento permite evidenciar los aprendizajes de los estudiantes en clase, pero sin duda, también es una herramienta que facilita los procesos de retroalimentación. De hecho, como se explica en un documento del Centro de Desarrollo Docente UC, la retroalimentación le da un sentido a la información que nace de dichos boletos. Además, permite al profesor hacerse una idea general de las fortalezas y los aspectos a mejorar, lo que podría entenderse como una retroalimentación grupal y práctica. “Los tickets de salida me han sido muy útiles para, además de registrar los logros en contenidos, visibilizar el pensamiento de mis estudiantes, reconocer lo que aprenden y saber lo que sienten con respecto a lo que vimos en la clase”, explica María José Osimani, profesora de matemática y Coordinadora Programa de Acompañamiento de Elige Educar. Sin duda es una gran herramienta; es simple, rápida y efectiva, no se requieren recursos y tampoco mucho tiempo, así que puede ser utilizada prácticamente en cualquier sala de clase.

¿La implementarías en tu aula?

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (98 votos, promedio: 4,76 de 5)
Cargando…
2018-06-07T16:59:16+00:00 junio, 2018|Cómo aprenden los niños|5 Comments

5 Comments

  1. Gloria Rivera junio 6, 2018 at junio, 2018

    Esa foto es de mi pinterest!! Yo las hice para una clase de práctica en la Universidad

  2. Lorena Tasca
    Lorena Tasca junio 7, 2018 at junio, 2018

    ¡Estimada Gloria! La encontramos sin autor, se lo ponemos de inmediato. ¡Gran trabajo el que haces con el ticket de salida!

  3. Carolina junio 7, 2018 at junio, 2018

    esto lo aprendí en el verano en un curso de Aptus: técnicas que hacen la diferencia para una sala de clases, y estoy implementando el “Hacer ahora” que se convirtió en mi inicio de clases. Ejercicios para empezar la clase apenas entran a la sala. Me gusta el ticket de salida muy buena técnica

  4. Elyy junio 7, 2018 at junio, 2018

    Interesante! Y la imagen de Gloria… Excelente!!

  5. Issi María Tlazola Blancas septiembre 20, 2018 at septiembre, 2018

    Excelente idea, soy maestra en México, en la ciudad de Puebla. Así que mil gracias por esta idea genial que desde mañana podré implementar.

Leave A Comment