Tres cosas que puedes hacer para potenciar el desarrollo de un niño de 2 años

Inicio » Cómo aprenden los niños » Tres cosas que puedes hacer para potenciar el desarrollo de un niño de 2 años

Tres cosas que puedes hacer para potenciar el desarrollo de un niño de 2 años

Los jardines infantiles y otros espacios diseñados para el aprendizaje de los niños son claves, pero también hay cosas que otros adultos pueden hacer para fomentar el desarrollo de niños que están en una etapa de vida crucial.

Escrito por: Camila Londoño

abril 25, 2018

0

Educadores, psicólogos y otros expertos en primera infancia, han avanzado enormemente en detectar qué pasa en el cerebro de los niños. El objetivo principal ha sido demostrar la importancia de invertir en este periodo y sobre todo, definir cuáles son aquellas cosas que garantizan que un niño que tiene tan solo dos años, se desarrolle física y cognitivamente de una forma saludable. En el marco de una serie de artículos enfocados en este tema, The Hechinger Report y la Columbia Journalism School’s Teacher Project crearon una lista de acciones prácticas que se pueden aplicar para explotar al máximo el potencial que tienen niños y niñas de 2 años en esta importante etapa. Se trata de actividades simples que funcionan en distintos contextos y que se pueden realizar en cualquier momento del día para potenciar al máximo sus habilidades e influir positivamente en su aprendizaje:

1. ¡Habla con ellos!

La pediatra Natasha Burgert, dice que a los dos años, todo se trata del lenguaje. En esta etapa, los niños deberían saber al menos 50 palabras que empiezan a juntar en frases simples u oraciones completas. Por lo mismo, para que su vocabulario siga creciendo, es indispensable que tengan la posibilidad de hablar y conversar constante con quienes los cuidan o educan. Bien sean padres, educadores u otros actores de la sociedad.

Burgert dice que no son necesarios los shows de televisión infantiles o los juegos digitales que en teoría están diseñados para impulsar el aprendizaje. Basta con iniciar conversaciones con ellos. Natalie Brito, psicóloga de la Universidad de Nuev York dice que es tan simple como incorporar distintos tipos de aprendizaje en tu esquema cotidiano. Por ejemplo, puedes narrar las cosas que pasan en tu día a día, como los ingredientes que estás comprando o la ropa que estás escogiendo para ir trabajar. Parece simple, pero en realidad es un aporte enorme al vocabulario de los niños en esta etapa que es vital.

2. Deja que hagan cosas por su cuenta

Para reducir la carga de los padres y fortalecer el autoestima de niños y niñas, esto en realidad es útil. Burgert dice que muchas veces subestimamos lo que un niño de dos años es capaz de hacer. Es importante tener en cuenta que a esta edad, los niños empiezan a hacer cosas básicas como lavarse los dientes o escoger ropa por su propia cuenta. En este mismo periodo, los niños también deberían empezar a descifrar cómo calmarse y a desarrollar valores y habilidades como la amabilidad y la cooperación. Por esto mismo, es importante darles tareas que les permitan desarrollar esto con mayor profundidad. ¿Cómo hacerlo? Además de fomentar la cooperación y reconocer las buenas acciones, Burgert sugiere permitir que los niños hagan diferentes tareas por su propia cuenta, pues esto los hace sentir parte de la unidad familiar. Según explica, esto es “autoestima básica” pues alguien está confiando en que ellos realizarán esa tarea. Esto es vital para que los niños, a medida de que crecen, empiecen a confiar en sus capacidades.

3. Deja que sean niños

Los expertos dicen que es importante que los niños desarrollen su curiosidad y que jueguen… que jueguen mucho. Un niño de dos años ya ha descubierto cómo jugar solo y por lo mismo, hay muchos juguetes diseñados para esta edad que fomentan esta creatividad auto dirigida. Pero el juego no es solo diversión y creatividad, el juego también permite que los niños desarrollen diversas habilidades sociales y cognitivas. Para que el juego y otras actividades sean efectivas, hay algo clave: que el adulto esté presente. Hoy hay muchos padres que ofrecen estimulación a sus hijos a través de la televisión o el celular, pero Natalie Brito dice que un niño de dos años no debería estar a solas frente a una pantalla. Ella dice que los padres deben estar junto a ellos narrando la situación y nutriendo ese tiempo de pantalla para que sea más interactivo y significativo.

Otro punto que mencionan las expertas es la importancia de permitir que los niños dirijan su tiempo de juego. Esto quiere decir, que definan sus propias reglas ya que esto fomenta el pensamiento independiente y la comunicación. Además, es una forma de determinar el tipo de desarrollo que está teniendo el niño.

Es simple: se trata de apagar el celular, compartir tiempo de calidad y fomentar los espacios indicados para el aprendizaje. En otras palabras, dejar que ellos sean niños. “Simplemente crear un ambiente de aprendizaje amoroso es la clave del desarrollo en general”, dice Brito.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2018-04-25T17:47:48+00:00 abril, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment