“Yo vuelvo a la escuela”: una segunda oportunidad para niños que dejaron el sistema escolar

Inicio » Cómo aprenden los niños » “Yo vuelvo a la escuela”: una segunda oportunidad para niños que dejaron el sistema escolar

“Yo vuelvo a la escuela”: una segunda oportunidad para niños que dejaron el sistema escolar

¿Qué pasa con los estudiantes menores de 15 años que por diversas razones salieron del sistema educativo? Este programa piloto les da una mano para que puedan seguir aprendiendo.

Escrito por: Camila Londoño

abril 23, 2018

0
Foto:

24 Horas

Los estudiantes mayores de 15 años que dejan el sistema educativo puede retomar sus estudios en horarios nocturnos, pero ¿qué pasa con los más pequeños? Un nuevo proyecto piloto desarrollado en La Pintana (comuna de Santiago de Chile), les está dando una nueva oportunidad a estos alumnos. Por bullying, problemas académicos, mal comportamiento y otras razones, muchos estudiantes son expulsados de sus escuelas. Particularmente en la comuna de La Pintana, según se afirma en un reportaje de 24 Horas, 1.500 jóvenes y niños han dejado de asistir a clases, un hecho preocupante, no sólo para ellos y sus familias, sino también para la comunidad entera. La iniciativa que les da una nueva oportunidad se llama Yo vuelvo a la escuela y acoge a todos los estudiante que por distintas situaciones abandonaron el sistema escolar. El objetivo es reencantarlos con la educación.

Óscar González, Coordinador del programa, explica en 24 Horas que muchos de estos niños han estado entre tres y cuatro años fuera del sistema escolar. Por esta razón, hay muchos desafíos a los que poco a poco deben adaptarse. Por ejemplo, deben adquirir el hábito de levantarse temprano, de volver a entender las normas de la escuela y la dinámica al interior de las aulas, lo que incluye además, la relación con sus compañeros y docentes. Estos desafíos también involucran a las familias, quienes en este proceso, son una pieza clave.

Todas las mañanas, una furgoneta recoge a una docena de estudiantes de La Pintana que están intentando integrarse en la escuela después de varios años.

Muchas veces se quedan dormidos y según lo que expliquen sus familias, se les espera. Si nadie entrega una explicación, los estudiantes deben llegar a la escuela por su cuenta. El sistema de asistencia es estricto pues justamente, el objetivo es no permitir que dejen el sistema de nuevo. Una vez en el colegio, el rol de los profesores es fundamental pues muchos de estos niños llegan a la escuela carentes de afecto y con grandes traumas escolares que hay que reparar con pequeñas y grandes acciones. Con ellos, hasta un simple saludo es esencial; Se trata no solo de nivelarlos desde un punto de vista académico, el trabajo también se debe enfocar en la reparación del autoestima y la educación de las emociones. Sólo equilibrando estos aspectos, estos niños que un día estuvieron por fuera, podrán volver a aprender.

Aunque este programa es un piloto, se espera que en un futuro, pueda ser un enorme beneficio para todos aquellos estudiantes que quieren y deben volver a confiar en un sistema educativo que podría entregarles un segunda oportunidad.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
2018-04-23T15:54:33+00:00 abril, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment