11 estrategias para ayudar a los niños que han experimentado un desastre - Elige Educar

11 estrategias para ayudar a los niños que han experimentado un desastre

Inicio » Cómo aprenden los niños » 11 estrategias para ayudar a los niños que han experimentado un desastre

11 estrategias para ayudar a los niños que han experimentado un desastre

Después de un temblor, un terremoto o incluso un incendio, considera aplicar las siguientes estrategias para que los niños puedan recuperar la confianza.

Escrito por: Camila Londoño

marzo 29, 2018

0
Foto:

Isabel Hojas

Terremotos, huracanes, robos, tiroteos masivos e incluso incendios o robos, son algunos de los desastres que pueden ser catalogados como inesperados e inquietantes. Su naturaleza imprevisible hace que este tipo de situaciones sean causantes de estrés, no sólo en adultos sino también en niños que luego de haber experimentado un desastre de esta magnitud, pueden transformar la sensación de estrés en un trauma difícil de manejar. Este hecho no afecta sólo su cotidianidad en el hogar, sino también la forma como aprenden en la escuela y esto sucede porque básicamente, la confianza y la seguridad, que son elementos necesarios para su desarrollo, se ven alterados o interrumpidos.

Los efectos de los desastres pueden ser muy perjudiciales, sin embargo, el rol que cumplen los adultos que rodean al niño pueden marcar la diferencia en la evolución de las sensaciones que se producen después del desastre. Tanto padres como profesores tienen un trabajo determinante: el de identificar las emociones y el estado de los niños para diseñar acciones o estrategias que permitan avances en su recuperación. ¿Cuáles son estas estrategias? En la Organización NAEYC recomiendan las siguientes:

1. Amor

Lo primero ante estas situaciones es ofrecer amor, afecto y cuidado extra. Esto se logra con abrazos, detalles, tiempo y atención plena.

2. Responder preguntas

Cuando el niño tenga preguntas con respecto a lo ocurrido, responde de una forma directa, honesta y apropiada para la edad. Explica el desastre con un lenguaje que el niño pueda entender y no des más información de la que él te está pidiendo. Otra cosa importante: no lo obligues a hablar y prepárate para responder la misma pregunta una y otra vez.

3. La rutina

Revisa con el niño su rutina: despertar, ir al colegio, jugar, aprender en la escuela, volver a casa, comer, dormir. Las rutinas hacen sentir seguros a los niños.

4. Recordar

Es clave que los profesores les recuerden a los niños que al final del día, sus padres los estarán esperando. Para esto, intenta establecer “rituales” diarios que consoliden o refuercen este mensaje.

5. Motivar

Motiva a los niños para que expresen sus emociones, todas las emociones, incluso la rabia. Ayúdales a entender sus sentimientos y a encontrar opciones saludables para que ellos se desahoguen. Entrega diversos materiales que permitan que el niño pueda expresar sus emociones de una forma segura.

6.Proyectos

Diseña proyectos en los cuales los niños puedan ayudar a otros a sanar las heridas causadas por el trauma. Un ejemplo de esto puede ser la creación de tarjetas de recuperación. Este tipo de actividades son ideales para construir valores como la compasión y darle a los niños sentido de control.

7. Seguridad

Es importantísimo asegurarle a los niños que en realidad están seguros. Para esto es clave resaltar todas las cosas que se hacen en casa y en la escuela para hacerlos sentir así. En la escuela, es importante, por supuesto, practicar planes de evacuación y otras medidas de seguridad.

8. Actividades para reducir el estrés

Yoga, meditación y ejercicios de mindfulness son fundamentales para reducir el estrés. Si funciona en los adultos, también funciona en los niños.

9. Espacios cómodos

Crea espacios cómodos y acogedores donde puedan pensar y estar solos con sus emociones. Un espacio así puede incluir cojines, peluches, mantas y otros elementos.

10.Libros

Aunque suena paradójico, leer libros en voz alta sobre los desastres, puede ser una gran herramienta para abrir discusiones que les permitan entender un poco mejor la situación. Lo mejor, es que además se puede rescatar lo mejor de esas historias… por ejemplo, personajes que después de lo ocurrido, deciden ayudar a los demás.

11. Lo bueno

Resalta las cosas buenas que han sucedido después del desastre, como las personas que han ayudado a resolver la situación o la forma como la comunidad se une a una situación compleja.

¿Qué más harías tú para hacer sentir seguros a los niños?

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-03-29T10:53:48+00:00 marzo, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment