5 simples acciones para cuidar el medioambiente desde casa

5 simples acciones para cuidar el medioambiente desde casa

Inicio » Cómo aprenden los niños » 5 simples acciones para cuidar el medioambiente desde casa

5 simples acciones para cuidar el medioambiente desde casa

¿Buscas que tus alumnos/as se preocupen por el medioambiente? Con estas ideas podrás enseñarles que con sencillos cambios de hábito y pequeñas acciones podrán ayudar desde sus hogares.

Escrito por: María Ignacia Carvajal

junio 5, 2020

2
Foto:

Freepik

El cuidado del medioambiente es un tema muy importante en la sociedad actual, ya que nuestro estilo de vida en cuanto al elevado nivel de consumo –tanto de recursos como de productos– y la consecuente generación de residuos, han llevado al planeta a una situación de contaminación y degradación que es necesario revertir.

Debido a la pandemia, docentes y estudiantes, se encuentran confinados en sus hogares. Sin embargo, esto no debe ser un impedimento para preocuparse por el medioambiente y por cómo podemos ayudar. Actualmente, se hace necesario adaptar nuestros hábitos y rutinas, para que siempre esté presente el cuidado de nuestro planeta.

Para contribuir a ello, te dejamos estas medidas que tus estudiantes pueden incluir en su día a día y poner en práctica desde sus hogares:

1) ¡Recuerda siempre separar tu basura!

El consumismo de la sociedad actual implica una continua generación de residuos, muchos de los cuales son mal gestionados. Estos son acumulados en vertederos o incluso en entornos naturales contribuyendo, por un lado, a la explotación de los recursos naturales y, por el otro, a la contaminación del medioambiente.

La correcta separación de nuestros desechos en los contenedores apropiados facilita su gestión y consecuente reutilización. Además, permite que otros residuos contaminantes sean gestionados de forma adecuada a través de su disposición en puntos limpios.

Separa los residuos, para esto puedes tener cuatro basureros y diferenciarlos con nombres y colores. Separa vidrio, las latas, plásticos y cartón de la basura orgánica, por ejemplo. También puedes crear cubos de basura con tres divisiones para que te sea mucho más fácil separar los materiales que vas a tirar.

2) Reutilizar SIEMPRE ayuda en tiempos de crisis

Reutilizar es una forma inteligente de cuidar el medioambiente desde casa. Antes de tirar algo, piensa si puedes sacarle algún otro uso. No se trata de acumular cosas, sino de sacar partido a lo que tienes. Reutiliza todo lo que puedas.

No botes juguetes, libros o ropa, piensa si puedes darles una segunda oportunidad para evitar gastar y comprar todo nuevo. Ahorrarás dinero y protegerás la naturaleza.

A veces pasa que una silla o una mesa se rompe, o está muy vieja y se va corriendo a gastar en una nueva. ¿Por qué?, una mejor idea es lijarla, arreglarla y pintarla. De este modo, no solo se ayuda a cuidar del medioambiente, sino que además se ahorra dinero, algo que se agradece en tiempos de crisis.

3) ¡Ahorra energía en tu casa!

Intenta aprovechar la luz natural para reducir el consumo de luz eléctrica, abre las ventanas y sube las persianas para que entre la luz del sol en tu casa. La producción de energía eléctrica conlleva numerosos procesos industriales que implican el consumo de recursos naturales, la construcción de grandes infraestructuras, su mantenimiento y la generación de residuos.

Por ello, cualquier acción por mínima que sea que ayude a reducir el gasto eléctrico reducirá al mismo tiempo su degradación y la explotación de recursos naturales. Ahorrar electricidad, puede ser muy sencillo: apagar las luces si no están en una habitación, comprar bombillas de bajo consumo o bombillas LED, no dejes la televisión u otros electrodomésticos en la opción de “descanso”, consumen energía innecesaria que además tendrás que pagar; lo mismo pasa con el computador, lámparas, etc.

Debemos ser conscientes del costo de la energía y no únicamente de su costo monetario, sino a la contaminación que su generación produce. Por ello, debemos invertir en productos eficientes: a la hora de elegir los electrodomésticos es mejor apostar por aquellos sostenibles que suponen un menor gasto energético, son una buena inversión porque, a la larga, suponen un ahorro energético en nuestra factura.

4) Usa solo el agua que necesites:

El agua es un elemento imprescindible para la existencia de la vida, así como para su desarrollo. No obstante, en lugar de respetar este preciado recurso, el ser humano lo malgasta y contamina, por lo que, cada vez es más necesario que se eduque para el aprovechamiento de este recurso. El agua es un bien escaso y como tal, ¡debemos cuidarla!

La mejor manera de hacerlo es reduciendo su desperdicio. Para ello, puedes enseñarles a tus alumnos/as pequeñas acciones como: Bañarse el tiempo que dura una canción (3 a 5 minutos) y cortar el agua al echarse jabón o shampoo, cerrar la llave mientras se cepillan los dientes o lavan los platos, reciclar el agua de lluvia. Por ejemplo, puedes juntar agua en cubos y luego, regar con ella tu huerto.

Hay gestos que, sumados, consumen mucha agua de forma innecesaria. Con estas nuevas rutinas, tus estudiantes estarán ayudando enormemente al planeta; todos/as trabajando en conjunto. Otra buena práctica es que, al poner ropa en la lavadora no la carguen con poco porque estarán malgastando agua y electricidad: No hacer lavados para un único pantalón o polera; es mejor hacer lavados una vez a la semana y no diarios.

5) ¿Compost?, créalo tu mismo/a:

¿Tienes plantas en tu casa o departamento? Con ella, podrás crear tu propio compost y abonarlas. Hacer compost no es complicado, solo necesitas paciencia y un espacio dedicado a tal fin, puedes hacerlo tú mismo/a y luego enseñarles a tus alumnos/as.

Ahora aprenderás a preparar compost en un espacio reducido. Para hacerlo, necesitas 3 cosas: 1 maceta grande con tierra hasta la mitad, 1 cartón del tamaño de la boca de la maceta y restos de alimentos.

Lo primero que debes hacer es ubicar la maceta en tu patio o balcón, luego deberás añadir los restos de comida –cáscaras de verduras y frutas, restos de ensaladas, corazones de manzanas, etcétera– a la maceta. Posteriormente, cubre los restos con un poco de tierra y la maceta con el cartón. Remueve cada 3 o 4 días con una pala de jardinería y un par de veces por semana échale agua, sin empapar la mezcla.

Espera y verás cómo tus restos se transforman en un compost de calidad que podrás utilizar para crear un huerto urbano o abonar tus plantas. Con esta idea, tus estudiantes verán que todos/as pueden poner un granito de arena para cuidar el medioambiente. Ahorrar recursos, reciclar, evitar contaminar el medio ambiente y reutilizar, son acciones que pueden hacer desde sus hogares para ayudar y distraerse de la pandemia.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando…
2020-06-05T16:59:58+00:00 junio, 2020|Cómo aprenden los niños|2 Comments

2 Comments

  1. Filomena Arancibia Mendoza junio 14, 2020 at junio, 2020

    Efectivamente para aprender hay que leer reflexionar la lectura y el ser capaz de contrastarla con la práctica que te permita mejorar el quehacer, pero sobre todo desarrollar experiencias integrales que fortalezcan el ser con el hacer. Las experiencias presentadas para cuidar el medio ambiente las ligo al buen vivir que se debe compartir con los niños niñas y sus familias el aprender a vivir en armonía con el medio ambiente, por parte de esta gran nave…La Tierra.

  2. Lorena Tasca
    Lorena Tasca junio 16, 2020 at junio, 2020

    Así es René :). En ninguna parte del texto hablamos de alimentos cocinados.

    ¡Que estés súper bien!

Leave A Comment