Beatriz Saavedra, una educadora de párvulos que promueve aprendizajes y moviliza comunidades - Elige Educar

Beatriz Saavedra, una educadora de párvulos que promueve aprendizajes y moviliza comunidades

Inicio » Los profesores importan » Beatriz Saavedra, una educadora de párvulos que promueve aprendizajes y moviliza comunidades

Beatriz Saavedra, una educadora de párvulos que promueve aprendizajes y moviliza comunidades

A través de sencillas acciones esta educadora de párvulos está transformando la educación inicial. Y hoy es una de las 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile.

Escrito por: María José Lincovil

septiembre 25, 2017

0
Foto:

Elige Educar

Cuando Beatriz era pequeña hubo un hecho que la marcó para siempre: su abuelo, junto al que vivía en el campo en Llay Llay, creció sin saber leer ni escribir. Ella quiso enseñarle, pero él estaba convencido de que no podría aprender y que, además, no lo necesitaba para trabajar en el campo. Esa experiencia despertó en ella unas ganas profundas de enseñar y de revertir esa realidad, venciendo no sólo el analfabetismo, sino la creencia de que no todos tienen la capacidad de aprender.

Así, en un contexto rural y fuertemente machista, Beatriz superó varias barreras para encaminarse en su sueño de ser educadora, especialmente en una época donde no se veía con muy buenos ojos que las mujeres de campo completaran la escuela. A pesar de las múltiples barreras sociales y económicas que enfrentó, Beatriz cumplió su sueño: ser educadora de párvulos.

En 1981 Beatriz se tituló en la Universidad de Chile, desde ese año puso a disposición su formación y liderazgo en todo lugar donde se ha desempeñado. ¿Su principal motivación? Tener en sus manos la oportunidad de trasformar la vida de sus estudiantes, sus familias y toda su comunidad. Beatriz busca potenciar las capacidades de sus estudiantes para esos niños y niñas se atrevan a levantar la mirada, ver más allá del horizonte y soñar sin límites. Beatriz es una convencida de que, a través de su profesión, donde enseña a niños de prekinder y kínder, tiene un sitio privilegiado para lograr esta tarea.

Su metodología

Desde que inició su trabajo en aula, Beatriz ha desarrollado y perfeccionado sencillas pero innovadoras metodologías que poco a poco  han comenzado a rendir sus  frutos. La herramienta pedagógica que más utiliza es el  “juego de rincones”,  una metodología propia de la educación inicial en la que se divide el aula en diferentes rincones o zonas que buscan potenciar diversas áreas de aprendizajes. A través del trabajo en rincones, Beatriz ha construir un proceso educativo que respeta las características e intereses personales.

En base a esta modalidad y de acuerdo a los diagnósticos que realiza, esta educadora va incorporando e inventando nuevos rincones que desplieguen al máximo las potencialidades de sus estudiantes. Por ejemplo, para estimular la expresión oral, creó el “Rincón de la Televisión”, una caja con forma de televisión en la que niños y niñas pueden recrear a través de la expresión oral  un contenido relacionado al canal escogido (cocina, historias, noticias, entre otros).

Tal fue el impacto de su metodología, que la idea trascendió la sala de clases y fue reconocida incluso a nivel Provincial. “El Rincón de la Televisión” se transformo en una estrategia de articulación entre educación inicial y el primer ciclo de educación básica. Luego de esta idea, nacieron también los “Rincones interaula”, donde los cursos del mismo nivel se transformaron en un espacio en sí mismo (rincón de ciencias, de la expresión, del supermercado –para trabajar lenguaje y matemáticas-) permitiendo que niños y niñas de diferentes cursos  trabajen en otros espacios rotando día a día por diferentes rincones, a cargo de diferentes educadoras.

Más allá de la sala de clase

El liderazgo y motivación de esta educadora de párvulos no sólo se quedó en su establecimiento. A través de diversas iniciativas ha logrado visibilizar la importancia de la educación inicial tanto en apoderados como en toda la comunidad. Por ejemplo, cuando Lampa todavía tenía carácter rural y  no había jardines infantiles en el sector, Beatriz fue invitada por las juntas de vecinos de algunas comunidades rurales para promover y trabajar en un proyecto de estimulación temprana  no formal  que permitió entregar herramientas a muchas madres campesina que buscaban estimular y apoyar el trabajo de sus hijos.

Años más tarde, cuando la comuna creció y se instalaron en ella diversas empresas, muchas madres vieron la oportunidad de incorporarse a la vida laboral, teniendo la dificultad de no contar con un lugar seguro donde dejar a sus hijos más pequeños. Entonces Beatriz organizó un grupo de madres para instalar un jardín infantil comunitario que fue apoyado por una iglesia del sector. En él algunas madres se turnaban para cuidar a los niños, y las que trabajaban aportaban recursos para entregarles un pequeño sueldo. Beatriz las apoyaba en su tiempo libre para transformar este espacio en un lugar de aprendizaje. Hoy este jardín lleva 24 años funcionando, y Beatriz continua colaborando para mejorar las condiciones en que se desarrolla el proceso educativo.

La trayectoria de esta educadora de párvulos -reconocida por sus pares, estudiantes y familia- da cuenta del impacto que puede tener la educación inicial. Beatriz nos demostró que a través de la profesión docentes se puede transformar la sociedad desde sus cimientos. Por todo esto y mucho más, Beatriz es la primera educadora de párvulos finalista en el Global Teacher Prize Chile.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (61 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…
2017-10-12T15:10:09+00:00 septiembre, 2017|Los profesores importan|0 Comments

Leave A Comment