¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad - Elige Educar

¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

Inicio » Cómo aprenden los niños » ¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

¿Bibliotecas bajo tierra? Una gran forma de fomentar la lectura en la ciudad

Las ciudades están llenas de sorpresas. ¿Por qué no utilizarlas entonces para enseñar y cautivar a nuestros estudiantes con el fascinante mundo de los libros?

Escrito por: Camila Londoño

junio 27, 2017

0

En 1996 nació BiblioMetro, un programa cultural ejecutado por la Dirección de Bibliotecas, el Archivos y Museos (DIBAM) y el Metro de Santiago de Chile. El objetivo era crear una alternativa para quienes en ese entonces, tenían un limitado acceso a la lectura. Así, BiblioMetro ofrecía a las personas, puntos de préstamo de libros en algunas de las congestionadas estaciones de metro de la ciudad. Con el fin de fomentar los hábitos de lectura, BiblioMetro, de la mano con otras iniciativas como las Bibliolanchas (en Chiloé), se centró en ofrecer colecciones con un foco recreativo (novela, poesía, cómic, arte… ) y con especial énfasis en autores chileno e iberoamericanos. En principio, cada BiblioMetro contaba con 532 título y 1.506 volúmenes; hoy, el programa se ha expandido notablemente, cuenta con servicios en 21 estaciones de metro a lo largo y ancho de la ciudad, y cada punto está dotado de mínimo 3.000 ejemplares con títulos y géneros diversos que satisfacen las necesidades de los lectores que buscan nuevas alternativas de pasar el tiempo bajo tierra.

Bibliometro Quinta Normal. #aquíselee #bibliometro

A post shared by Plan Nacional de la Lectura (@planlectura) on

Un acierto que hay que aprovechar

En 2012, BiblioMetro se consolidó como la primera biblioteca pública más grande del país y hasta el día de hoy sigue siendo una medida inteligente para fomentar la lectura de grandes y chicos. Tal ha sido el éxito, que países como España y Colombia, adoptaron el modelo en algunas de sus ciudades. Este programa es, desde todos los puntos de vista, un acierto, especialmente ahora que hemos reemplazado los libros por las pantallas y preferimos invertir el tiempo lejos de las historias impresas en papel. Para quienes van o vienen del trabajo, para padres, para niños, para docentes… BiblioMetro está a disposición de todos y le corresponde a padres y escuelas fomentar su uso como estrategia de fomento de lectura. Este programa que durante 21 años ha entretenido a los usuarios del transporte masivo de Santiago, puede convertirse en el complemento perfecto de docentes que todos los días con pequeñas y grandes acciones, buscan abrir la mente de sus estudiantes promoviendo en ellos el amor por la lectura.

En Madrid

#BiblioMetro!

A post shared by Mónica (@paradoxcities) on

En Medellín

Bibliometro de Medellin #bibliometro #medellin

A post shared by Regina Reine (@regina.reine) on

Además de recordarle a tus estudiantes que BiblioMetro existe como biblioteca alternativa por toda la ciudad, puedes fomentar su uso desde la sala de clase, explicando el sistema, comunicando las ventajas, haciendo actividades que impliquen la participación de los estudiantes en estos puntos de lectura bajo tierra y por qué no, ingeniando en clase sus propios programas de fomento de lectura.

“¡Qué idea tan linda la de estas bibliotecas de paso! Uno va en medio de una muchedumbre apurada y de mal humor, de ida o vuelta del trabajo, y en vez de tomar un café, uno toma un libro prestado y por unas horas, de la mano del autor, entra en otro universo”, escribió Isabel Allende en un mensaje para la inauguración del módulo de la estación de metro Franklin.

¿Qué viene?

Gracias a una alianza con la Corporación para Ciegos, BiblioMetro puso a disposición mil audiolibros para los usuarios con discapacidad visual y además, está gestionando, en conjunto con la Biblioteca Pública Digital, el inicio de préstamos de dispositivos móviles de lectura (tablets). En 2017 se espera que se inaugure un nuevo punto en las estaciones de la nueva línea 6 del metro.

#BiblioMetro #Santiago

A post shared by Lycette (@scott_lycette) on

¿Cómo funciona?

La inscripción al programa es totalmente gratuita. Para el préstamo de libros, la persona debe presentar su documento de identidad (cédula, carnet escolar, y los menores de edad, el certificado de nacimiento). Todas las personas pueden retirar máximo 5 libros en toda la red de Bibliometros y la duración del préstamo se extiende por 14 días. Esos libros se pueden renovar en cualquier punto Bibliometro. La inscripción se renueva anualmente sin costos asociados, siempre y cuando la persona no tenga ninguna deuda. La devolución del libro también se puede efectuar en cualquier estación de Bibliometro o en los buzones disponibles durante el horario en que Bibliometro se encuentra cerrado.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave A Comment