Esta profesora no imaginaba un día especial sin sus estudiantes. Entonces los invitó a su boda

Inicio » Los profesores importan » Esta profesora no imaginaba un día especial sin sus estudiantes. Entonces los invitó a su boda

Esta profesora no imaginaba un día especial sin sus estudiantes. Entonces los invitó a su boda

Esta es la historia de un vínculo único e inquebrantable entre una profesora y sus estudiantes con Síndrome de Down.

Escrito por: Camila Londoño

marzo 21, 2017

0

Su nombre es Kinsey French, es una profesora de educación diferencial en Kentucky, Estados Unidos. Hace unos meses, Kinsey se comprometió frente a todos sus alumnos de la escuela Christian Academy Rock Creek y un tiempo después, decidió invitarlos a la celebración de su matrimonio. Sus estudiantes, todos con Síndrome de Down, pasan el 95% del tiempo en una sala de clase donde reciben terapia ocupacional, pero ese día la rutina fue diferente: se vistieron de blanco, se peinaron con flores, acompañaron a su profesora al altar, bailaron, comieron y tuvieron un momento especial como ningún otro. Kinsey los hizo parte de ese gran momento y ellos, una vez más, hicieron que todo valiera la pena.

Sus primeros estudiantes

Kinsey no podía imaginar la celebración de su matrimonio sin estar cerca de sus estudiantes. Ellos fueron sus primeros y únicos alumnos y se han convertido desde entonces, en parte esencial de su vida. La profesora los considera parte de su familia y por eso sin ellos, la celebración no hubiera sido igual.

“Son como familia para mi. Fueron mi primera clase y han sido mi única clase, así que no hubiera podido tener un día especial sin ellos”, aseguró French

Entrega sin medida

Cuando French decidió incluir a sus alumnos en un momento tan especial de su vida, no sólo demostró el profundo amor que siente por ellos. También reflejó su entrega y compromiso como profesora. A través de actos como este, demostró que ser profesor es ir más allá de las clases, es entregarse sin medida, es darlo todo fuera y dentro de la sala, es dedicarse sin diferenciar, es trabajar en equipo, construir familia y generar vínculos potentes para que todos los niños sin importar las diferencias pueden aprender.

Cuando Kinsey los invitó a su matrimonio demostró que ser profesor significa cambiar la vida de muchos, pero sobre todo, significa poder cambiar nuestra propia vida a través de ellos y para ellos, pues sólo así podemos mejorar a diario para ofrecerles la mejor educación.

Y tú ¿crees que tus estudiantes son parte de tu familia?

Fuentes:

WLKY

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, promedio: 4,48 de 5)
Cargando…
2017-06-09T14:41:09+00:00 marzo, 2017|Los profesores importan|0 Comments

Leave A Comment