Estos niños de 4 años se convirtieron en inventores. Ahora son ganadores del “Premio Nobel”

Inicio » Cómo aprenden los niños » Estos niños de 4 años se convirtieron en inventores. Ahora son ganadores del “Premio Nobel”

Estos niños de 4 años se convirtieron en inventores. Ahora son ganadores del “Premio Nobel”

En un proyecto único, los niños más grande de este jardín se convirtieron en inventores, los medianos en expertos artistas y los más pequeños en genios de las notas musicales y del reino animal. Así lo lograron.

Escrito por: Camila Londoño

julio 6, 2017

6
Foto:

Elige Educar/Jardín Andalué

Un día, los niños de pre-transición (Pre-Kinder /Transición menor) del Jardín Andalué en Santiago de Chile, encontraron una cámara en el patio. No sabían muy bien por qué estaba ahí, qué era, quién la había traído y para qué debían utilizarla… Entonces, intrigados, decidieron que la llevarían a la sala de clase para intentar resolver todas las inquietudes que tenían. De repente, sin avisar, llegó un personaje llamado Helmuth, un hombre con apariencia de científico, pelo gris, gafas y acento extraño, quien preocupado, había llegado al jardín para encontrar un preciado objeto que se le había extraviado: una cámara.

Elige Educar

Para sorpresa de Helmuth, los niños tenían ese objeto invaluable, y agradecido, decidió contarles todo acerca de éste.

La aparición de ese personaje excéntrico fue perfecta: gracias a él, los niños al fin podrían resolver todas las preguntas que tenían sobre esa cámara que apareció de forma inesperada. Los niños estaban fascinados con él, con su historia, con la cámara y sobre todo, con la idea de poder convertirse en grandes inventores; Helmuth, además de resolver muchas preguntas, les había dicho que ellos, si se esforzaban, también podrían inventar grandes cosas. Entonces, inspirados por su trabajo, decidieron que así sería: se convertirían en inventores.

Elige Educar

Así comenzó una aventura científica que inició con el hallazgo de la cámara y el estudio de otros grandes personajes como Graham Bell, Thomas Edison, Einstein, Galileo, Marie Curie y da Vinci.

Luego de la visita de Helmuth, quien en realidad era Carolina, una de las profesoras del jardín, ellos iniciaron un proyecto semestral que se realiza en todas las salas de jardín (según la etapa cognitiva en la que se encuentra cada grupo) y finaliza con una exposición interactiva donde los padres son partícipes de los fascinantes resultados.

Elige Educar

Elige Educar

Al final de este proyecto, los niños de este nivel, por ejemplo, no sólo eran capaces de hablar de personajes históricos como Edison, sino que además postularon al “Premio Nobel” y crearon impresionantes inventos tanto individuales como colaborativos, basados en distintas necesidades. El que más vale la pena destacar se llama la Caja Cohete, una especie de planetario que construyeron a partir de un plano que les envió un importante colaborador de la sala llamado el Pájaro Pepe. La caja es inmensa, en el exterior tiene agujeros a través de los cuales los niños observan un interior lleno de estrellas y planetas.

Elige Educar

Elige Educar

Elige Educar

Mientras en la sala de los más grandes (4 años) aprendían siendo inventores, en otras se estaba dando otros procesos interesantes.

Los más chicos se disfrazaban de animales y con tan sólo dos años de edad hacían disertaciones sobre dichos animales. Otros, inspirados por la música, decidieron aprender las notas musicales haciendo asociaciones con el color. Así, en lugar de vestirse con el color azul, verde o amarillo, se vestían de “do”, “re” y “mi”. En otra sala, un grupo de pequeños apasionados del arte convirtieron la sala en un proyecto artístico inigualable: a su corta edad ya han aprendido sobre la vida y el estilo de grandes artistas como Monet y Kandinski. Además tuvieron la oportunidad de hablar y entrevista a una artista chilena cuyas obras de arte son juegos. Inspirados en ella, convirtieron un resbalín o rodadero, en una obra de arte.

Elige Educar/Todo en esta sala está relacionado con las notas musicales y los colores

Elige Educar/Niña exponiendo sobre las mariposas

Elige Educar/Los niños junto al resbalín que convertirían en obra de arte

Un museo

Después de más de dos meses de trabajo, el Jardín Andalué se convierte en un museo para padres, que sorprendidos, recorren las salas y descubren todo lo que sus hijos aprendieron en el proceso. El jardín se adapta 100% para este gran evento y cada sala presenta una explicación del proyecto y los logros alcanzados después de un proceso que está lleno de sorpresas. Bajo un enfoque que contextualiza los aprendizajes básicos en proyectos que nacen de forma espontánea, los niños se vuelven expertos y líderes de su propio aprendizaje, un aprendizaje basado en la contingencia y no en temas estandarizados, un aprendizaje muy inspirado en el Pensamiento Visible, proyecto de Harvard que argumenta que las personas pueden dirigir y mejorar sus pensamientos cuando se exteriorizan a través de la conversación, la escritura, el dibujo u otros métodos, que como dice Marcela Valdivia, directora del jardín, permiten a los niños acceder al conocimiento de una forma más natural. ¿Qué surge de una experiencia pedagógica como estas? Niños de menos de 5 años discutiendo de Premios Nobel, entrevistando a artistas reales, explotando al máximo la creatividad y sorprendiendo a sus familiares, quienes desde casa, se involucran en proyectos que preparan a sus hijos para lo que vendrá más adelante.

Elige Educar

Jardín Andalué

Experiencias como estas, en las cuales las educadores evidentemente piensan en los detalles más pequeños para despertar la curiosidad de sus pequeños estudiantes, ejemplifican a la perfección lo que significa promover el aprendizaje y cautivar a los niños fortaleciendo sus facultades. Además, resalta la importancia de un trabajo que es colaborativo e involucra a estudiantes, educadoras y familias como parte de un plan que busca transformar a los niños y las niñas en sujetos activos de un aprendizaje inspirado en la creatividad y en sus propios intereses.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (39 votos, promedio: 4,90 de 5)
Cargando…
2017-07-06T15:37:35+00:00 julio, 2017|Cómo aprenden los niños|6 Comments

6 Comments

  1. Marisol de la Cerda julio 10, 2017 at julio, 2017

    Felicidades Marcela, a ti a tu equipo y a esos padres que decidieron inscribir a sus hijos en tu Jardín. Nuevamente Felicitaciones.

  2. Pilar julio 10, 2017 at julio, 2017

    Me parece maravillosa esa forma de enseñar!! Muchas felicidaciones para las protagonistas de tal iniciativa, y especialmente para los niños …

  3. Vivian Masip Cuevas julio 10, 2017 at julio, 2017

    Merecido Marcela y equipo. Feliz de que mi hija pertenezca a esta comunidad. Un abrazo

  4. Rodrigo Cortés. julio 10, 2017 at julio, 2017

    Siendo objetivo, el jardín andalué es probablemente uno de los mejores jardines de Chile.

  5. Nancy valenzuela julio 11, 2017 at julio, 2017

    Marcela que emoción ver esto mis hijos estuvieron en el Andalue y fue una experiencia muy linda tu jardin fue muy acogedor mis hijos ya son profesionales y las dos más chicas en la universidad .
    Un abrazo gigante

  6. Rafael Guerra Ibarra julio 12, 2017 at julio, 2017

    Tremendos profesionales,en este jardín mis dos nietas Josefa y Matilde han tenido todo el cariño y entrega de sus parvularias,técnicos,asesores y muy en especial su dirección,y porque no decirlo también mi hija Carolina como Fonoaudiologa.Felicitaciones y un gran abrazo a toda la organizacion ANDALUE.

Leave A Comment