La estrategia del colegio colombiano que ganó el primer puesto entre 15 países de América Latina

Inicio » Cómo aprenden los niños » La estrategia del colegio colombiano que ganó el primer puesto entre 15 países de América Latina

La estrategia del colegio colombiano que ganó el primer puesto entre 15 países de América Latina

Antes de recibir este importante reconocimiento, este colegio ubicado en Antioquia, estaba inmerso en un contexto de violencia.

Escrito por: Camila Londoño

diciembre 13, 2018

0
Foto:

Facebook Luis Carlos Galán Sarmiento

La historia del Colegio Luis Carlos Galán Sarmiento en Antioquia, Colombia, no es una historia cualquiera. Cuando el director, Jorge Humberto Sánchez, llegó a este establecimiento, encontró un espacio inmerso en la violencia, la tragedia y la desesperanza. Esta violencia, según cuenta el director en El Espectador, se traducía en clases desordenadas y más de mil alumnos que no querían y no les importaba aprender. “El maestro tenía que luchar para que, por lo menos, lo escucharan”, afirma Jorge en el artículo.

Pese a las dificultades y el contexto, se aplicaron estrategias que permitieron que el colegio tuviera un cambio radical.

Directivos, padres y estudiantes se comprometieron con la causa y así, el colegio logró cambiar su historia, convirtiéndose en un foco de paz en medio de la violencia. Hoy, el Luis Carlos Galán Sarmiento obtuvo un importante reconocimiento: el 26 de noviembre de 2018 fue premiado por la Red Latinoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil por la Educación (Reduca) por sus prácticas innovadoras en convivencia escolar. Específicamente, el colegio ganó el primer puesto entre diversos establecimientos educativos de 15 países distintos.

El premio que fue entregado por el Ministerio de Cultura de República Dominicana, reconoció las “Prácticas Innovadoras en Educación con Énfasis en Convivencia Escolar”.

Pero, ¿cómo se transformó este colegio? En 2015, el Luis Carlos Galán Sarmiento fue una de las instituciones en las que se propuso un modelo de Comunidades de Aprendizaje desarrollado por el Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades de la Universidad de Barcelona. La primera etapa este modelo implicaba que la comunidad decidiera implementar esto o no; esto significaba, además de un compromiso a largo plazo, un cambio drástico en la cotidianidad del colegio.

“Empezó un milagro, un auténtico milagro. Empezamos a ver que a los niños se les había entregado algo que se les habían negado toda la vida: la palabra…”.

“… y en la palabra está la esperanza, en la palabra va fluyendo la inteligencia, en la palabra navegan los sueños. En la palabra van saliendo las tristezas y cuando esas tristezas se comparten, se van disminuyendo. Les entregamos la palabra a los niños. No los habíamos escuchado y se empezó a generar respeto, esperanza, credibilidad. Cada uno empezó a sentir que valía lo que decía y eso nos obligó a los maestros, víctimas de la educación tradicional, a bajarnos de nuestro pedestal”, comentó el director en la entrevista.

En otras palabras, lo que hizo este colegio fue darle voz a sus estudiantes, potenciando un diálogo igualitario.

Además se promovió la igualdad y el reconocimiento de las diferencias, una base importante de este aprendizaje dialógico que es promovido por las Comunidades de Aprendizaje. En ese sentido, los estudiantes entendieron que todos tienen los mismos derechos…. por ejemplo, el derecho a hablar, a expresarse. “Lo que me gusta de Comunidades de Aprendizaje es que no solo nos ayuda académicamente”, dice un alumno llamado Kevin. “Sino que nos transforma como personas, pues nos ayuda a ser más respetuosos y solidarios”.

Fuentes:

El Espectador

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
2018-12-13T12:14:48+00:00 diciembre, 2018|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment