Las investigaciones educativas de 2017 que no debemos olvidar el 2018 - Elige Educar

Las investigaciones educativas de 2017 que no debemos olvidar el 2018

Inicio » Cómo aprenden los niños » Las investigaciones educativas de 2017 que no debemos olvidar el 2018

Las investigaciones educativas de 2017 que no debemos olvidar el 2018

Estrategias de estudio, las emociones, el conteo, la escritura y otros puntos esenciales, fueron protagonistas a lo largo del año que terminó.

Escrito por: Camila Londoño

enero 2, 2018

0
Foto:

LA Johnson/NPR

A lo largo de 2017, científicos e investigadores centraron sus esfuerzos en conocer nuevas ideas que pudieran favorecer el aprendizaje de los estudiantes y mejorar las acciones que los docentes toman al interior de sus salas de clase. Estos estudios –publicados en el medio educativo Edutopia–, enfocados principalmente en temas como el aprendizaje emocional y el impacto de diversas metodologías educativas, dan luces acerca de las acciones que se deben seguir tomando durante todo el 2018 y los años venideros. Si bien muchos fueron realizados lejos del contexto latinoamericano, son una pista importante en el camino de la mejora de la educación de la región.

El aprendizaje socioemocional

Dos estudios realizados en EE.UU., evidenciaron los beneficios del aprendizaje socio emocional a lo largo de muchos años. Esto incluye mejoras en los resultados académicos, la disminución del comportamiento disruptivo, y a largo plazo, la reducción del estrés emocional. En otro reporte, un grupo de 28 científicos hacen un llamado para que las escuelas se enfoquen en el aprendizaje socio emocional. Sus argumentos se centran en que el éxito de los estudiantes no sólo está atado a las habilidades académicas o cognitivas, sino también a las habilidades emocionales (como el manejo de la frustración) y las habilidades interpersonales (la empatía y la resolución de conflictos).

Estrategias de estudio efectivas

En una revisión de 118 estudios se comprobó que hacer pruebas de práctica puede ser para los estudiantes, una de las formas más efectivas de mantener o registrar conceptos. Otro estudio reciente destacaron además los beneficios de pedirle a los alumnos que planifiquen los pasos que deben seguir para aprobar los exámenes. Esta estrategia, los motivaba a estudiar de una forma más efectiva, lo que desembocaba a su vez, en calificaciones mucho más altas.

Contar con los dedos

En 2017, un estudio realizado con niños entre los 6 y los 7 años de edad, evidenció que el conteo con los dedos en combinación con los juegos pueden llevar a un aumento en las habilidades cuantitativas de los niños.

Mentores

Según un estudio de la SRI International, el papel de un mentor en el proceso de aprendizaje de un nuevo profesor, es fundamental, pero además, tiene un efecto positivo en el desempeño de los estudiantes. Los estudiantes de profesores con mentores, ganan el equivalente a 3 y 3,5 meses de aprendizaje extra en lectura y matemática a lo largo de un año.

Escritura reflexiva

Escribir de forma reflexiva puede ayudar a los estudiantes a sentirse más seguros de sí mismos y de su futuro, lo que promueve a su vez una mentalidad de crecimiento y un colchón protector contra muchas experiencias dañinas. En un estudio en particular, por ejemplo, un estudio de escritura reflexivo ayudó a los estudiantes de matemática a enfocarse en objetivos a largo plazo en lugar de pensar en presiones inmediatas, reduciendo el estrés y mejorando sus actitudes hacia la asignatura.

Mensajes de texto

Un estudio publicado en 2017, comprobó que los mensajes automáticos semanales dirigidos a los padres con información sobre notas, ausencia, tareas, y otros, puede motivarlos a involucrarse más con el aprendizaje de sus hijos. Según el estudio, a raíz de este ejercicio, la asistencia aumenta en un 17% y el porcentaje de estudiantes que pierden materias, disminuye en un 39%.

El juego y lo académico

El análisis de 22 estudios respalda la idea de que todos los niños deberían tener acceso a la educación preescolar. Según estos estudios, los niños menores de 5 años que participaron en programas de educación inicial, tenían menos probabilidades de perder años y más probabilidades de graduarse de la escuela secundaria, en comparación con sus compañeros que no estaban en tales programas. Otros estudios sugieren también la importancia de mantener un equilibrio entre el juego y el rendimiento académico (en el transcurso de un año, los preescolares que invirtieron más tiempo en lenguaje, alfabetización y actividades matemáticas ganaron, en promedio, 2.5 meses de aprendizaje adicional).

Empieza el año 2018 y es fundamental tomar todo lo que dejó el 2017 como herramientas de mejora y perfeccionamiento. 

Fuentes:

2017 Education Research Highlights, Edutopia.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, promedio: 4,63 de 5)
Cargando…

Leave A Comment