“Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia - Elige Educar

“Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia

Inicio » Futuro Profesor » “Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia

“Me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”: un futuro profesor que siguió los pasos de su familia

Sus abuelos eran profesores, sus padres eran profesores y ahora, Amílcar Durán también lo será. Estas son sus razones.

Escrito por: Camila Londoño

octubre 17, 2017

0
Foto:

Batatú/Elige Educar

Fue su vida entera con ellos, la razón de su decisión… Fue la vida entera con su padre, un profesor de historia quien también era director de la escuela a la que Amílcar Durán asistía. Y fue también la vida junto a su madre, aquella mujer que fue su profesora de música a lo largo de toda su vida escolar. Amílcar escogió estudiar Pedagogía en Inglés, porque además de querer mantener un legado familiar, creció entendiendo lo que significaba y lo que aún significa esta profesión.

“Me enseñaron que ser profesor no es un trabajo como cualquier otro”.

Amílcar no solo fue un alumno de sus padres, también fue un admirador que seguía en silencio sus pasos. Esos pasos que hoy está siguiendo tal como ellos le enseñaron. Fueron sus padres los que le mostraron que la pedagogía no es tan mala como la pintan, que es una carrera que se puede equiparar a otras como la medicina y sobre todo, que no es y tampoco debería ser entendida como un sacrificio. La pedagogía, según Amílcar tiene que ver de hecho con “un quehacer ético, con algo que uno hace para mejorar la sociedad, para mejorar la vida de muchos”.

“Ellos me enseñaron que la vocación no es un sacrificio”.

Amílcar tiene una visión muy positiva de la pedagogía. Los miembros de su familia fueron docentes exitosos y siempre se encargaron de inculcarle a su hijo la importancia de trabajar duro para desarrollarse profesionalmente. Por eso, este joven profesor tiene altas expectativas de su carrera y entiende ésta como un desafío que le permitirá llegar muy lejos. De hecho, cuando él tomó la decisión de ingresar a Pedagogía, fueron sus propios padres quienes mencionaron la lista de desafíos y le hicieron preguntas para reflexionar acerca de esa decisión que cambiaría el rumbo de su vida. Pero lo más importante es que siempre lo apoyaron. “No se dio el cliché de la familia que se queda en blanco porque el hijo quiere ser profesor… No, ¡a mi me apoyaron!”.

“Sacrificar, de alguna forma significa dejar de lado muchas cosas y yo no creo que tenga que ser así”.

Este es el mensaje que Amílcar le da a todos los que están pensando en estudiar pedagogía. Él cree que es importante no entender la pedagogía como una carrera por la cual hay que dejar cosas de lado, sino entenderla como una herramienta poderosa para aportar al mundo y como un instrumento que permite forjar un camino propio a través del trabajo duro y la buena planificación. Amílcar sugiere a los futuros docentes que busquen un interés intelectual (para él fue el inglés), para seguirlo y desarrollarlo teniendo siempre presente que decidir ser profesor significa cumplir con un deber ético y tener una vida plena. “No veo mejor vida que eso”, concluye Amílcar.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, promedio: 4,20 de 5)
Cargando…
2017-11-15T17:10:35+00:00 octubre, 2017|Futuro Profesor, Los profesores importan|0 Comments

Leave A Comment