¿Cómo un perro puede potenciar las habilidades lectoras y la confianza de los niños? - Elige Educar

¿Cómo un perro puede potenciar las habilidades lectoras y la confianza de los niños?

Inicio » Cómo aprenden los niños » ¿Cómo un perro puede potenciar las habilidades lectoras y la confianza de los niños?

¿Cómo un perro puede potenciar las habilidades lectoras y la confianza de los niños?

“Esto puede ser especialmente importante para los estudiantes que tienen dificultades para leer porque las habilidades de lectura deficientes también se asocian con una motivación de lectura baja”.

Escrito por: Camila Londoño

enero 11, 2019

0
Foto:

The Therapy Dog Lady/Mustang Public library

Existen varios programas alrededor del mundo que están utilizando perros para potenciar las habilidades de lectura en los niños. La primera organización en hacer algo así se llama Intermountain Therapy Animals. En el año 1999, dicha organización diseñó el programa Reading Education Assistance Dogs (READ) y su objetivo fue mejorar las habilidades de los niños a través de la asistencia de equipos de perros de terapia registrados como mentores de la alfabetización. El programa empezó en Salt Lake City, Utah y desde entonces se han creado más de 3.500 equipos de perros de terapia en Estados Unidos, Europa y Sudáfrica.

¿Cómo funcionan estos programas?

El perro y su cuidador se convierten en un equipo de terapia. El equipo recibe capacitación especial en apoyo a la alfabetización y manejo seguro alrededor de niños. Luego, en asociación con escuelas, bibliotecas y otras organizaciones, se dirige a la comunidad para proporcionar un espacio seguro donde los niños puedan practicar la lectura. “Un perro mascota tiene una relación fabulosa con la persona (su amo) que va a la comunidad para compartir la bondad, la compasión y la alegría de estar con un animal”, dice Judi Anderson-Wright, fundadora de Project Canine, un programa de Seattle involucrado con el entrenamiento de perros desde hace décadas. Según lo explica en la plataforma web Bored Teachers, los perros de terapia son animales excepcionales, que disfrutan estar rodeados de personas y al mismo tiempo son capaces de ser rigurosos en su labor. En ese sentido son aliados extraordinarios de los niños que están aprendiendo.

Instagram

Trabajando con su perro de terapia llamado Opie, Judi se ha dio cuenta de lo mucho que los niños disfrutaban el trabajo con los perros.

Esto y su experiencia en educación la inspiró a crear Bow Wows and Books, un programa basado en el currículum de READ. Los perros y las personas que hacen parte de este programa, visitan librerías públicas para que los jóvenes lectores practiquen la lectura en voz alta. Estas librerías donan un espacio donde caben entre 6 y 8 perros que se sientan junto a los niños sobre mantas en el piso. La regla número uno: ser respetuoso con el perro. Algunos de los perros se concentran para oír las historias mientras los niños leen. Otros están entrenados para pasar páginas y otros, incluso saben cómo seguir el movimiento del dedo de los niños a la largo de las páginas y de esta forma, parece que el perro realmente estuviera leyendo con ellos.

Aunque se sigue investigando cuáles son los beneficios de esta dinámica en el aprendizaje de los niños, las experiencias sugieren que esta actividad puede permitir que los niños hagan asociaciones positivas con la lectura en voz alta.

Una revisión de literatura publicada en 2016 afirma que “mejorar la motivación de la lectura mejora el rendimiento en esta habilidad”, lo que indica que si los niños están más motivados para leer con un perro, esto podría mejorar sus habilidades de lectura. Esto puede ser especialmente importante para los estudiantes que tienen dificultades al leer porque las habilidades de lectura deficientes también se asocian con una motivación de lectura baja”.

Los defensores de la lectura con perros también sugieren que estos programas aumentan la relajación y ayudan a disminuir la presión arterial, proporcionando un ambiente seguro y tranquilo para que los niños practiquen sus habilidades. Judi asegura que le encantaría que esto fuera más estudiado, pues ella ha sido testigo de cómo los perros ayudan a los niños a convertirse en mejores lectores. Específicamente, ha visto mejoras en la disposición al leer y en el disfrute asociado a abrir un libro. Ella cuenta una historia sobre un niño de 11 años que se negó a leer en voz alta en su salón de clases. El padre del joven dijo que su hijo se sentía humillado. Llegaron a tres sesiones de Bow Wows and Books, el niño se sentó y leyó en silencio al perro de terapia. En la cuarta visita, comenzó a leer en voz alta.

Instagram

Aunque estos programas aún no son tan comunes en Latinoamérica y tampoco son prioritarios en las escuelas, es una mirada interesante a otras formas de aprender.

La experiencia de personas como Judi y todos los niños que ha pasado por Bow Wows, evidencian que herramientas alternativas como los perros de terapia, también pueden convertirse en complementos pedagógicos útiles, no sólo en las librerías, sino en las salas de clase, donde los profesores se esfuerzan a diario por potenciar las habilidades, fomentar la motivación y cautivar a los estudiantes con la lectura y otras actividades. Una estrategia como esta podría convertirse entonces, en un instrumento necesario para potenciar las habilidades de más niños como aquel de 11 años que, luego de unas sesiones, recuperó la confianza en sí mismo y con ello, las ganas de leer.

Fuentes:

Bored Teachers

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 4,82 de 5)
Cargando…
2019-01-11T10:50:04+00:00 enero, 2019|Cómo aprenden los niños|0 Comments

Leave A Comment