Primero su máscara, después la del niño: un ejemplo perfecto para hablar de bienestar docente

Inicio » Los profesores importan » Primero su máscara, después la del niño: un ejemplo perfecto para hablar de bienestar docente

Primero su máscara, después la del niño: un ejemplo perfecto para hablar de bienestar docente

Para hablar de la importancia del bienestar de profesores que trabajan con niños pequeños, esta educadora pone como ejemplo el uso de la máscara de oxígeno de los aviones.

Escrito por: Camila Londoño

agosto 9, 2017

0
Foto:

My Airline Flight

Un estudio realizado por Elizabeth King (Directora de Educación en la Red de desarrollo Humano el Banco Mundial), analizó la relación que existe entre las condiciones laborales de las educadoras de párvulos y las conductas y aprendizajes emocionales de los niños que tienen a su cargo. Los resultados del estudio sugieren que la tranquilidad económica y el bienestar de las educadoras está asociado estrechamente con el desarrollo emocional positivo de los niños en su clase. Esto quiere decir que las conductas de los niños que están a cargo de una educadora que tienen estabilidad económica, son más positivas que las de niños que están a cargo de educadoras que enfrentan un estrés financiero constante.

Otras investigaciones (Lower y Cassidy 2007) han concluido también que el clima de trabajo de las educadoras (oportunidades de formación profesional, apoyo de los directivos, salarios…) está relacionado directamente con la calidad de las interacciones entre los adultos, los niños y las oportunidades para el desarrollo del lenguaje. ¿Qué quiere decir esto? Que sin lugar a dudas existe una relación entre la estabilidad emocional de los niños y el bienestar de los adultos que se relacionan con ellos, bienestar que debería ser una prioridad en la larga lista de cosas por hacer.

Para argumentar y ejemplificar esto, la educadora de párvulos María Jesús Viviani, se basa en las instrucciones de seguridad de los aviones.

Específicamente, la educadora menciona la recomendación de emergencia que invita a atender las propias necesidades, como ponerse la mascarilla de oxígeno, antes de ayudar a los más pequeños que se encuentran cerca. Esto es importante pues para poder atender a los demás, es indispensable estar sano y salvo. María Jesús da este ejemplo porque en el mundo de la pedagogía, las cosas funcionan igual; para que un profesor o profesora pueda darle apoyo a sus estudiantes en un contexto que es complejo y lleno de desafíos, es indispensable que se sienta tranquilo y pueda manejar sus propias emociones. Pero para lograr esto, factores como el autocuidado o los aspectos mencionados en los estudios, (como el salario, las vacaciones y la formación profesional), son fundamentales.

My Airline Flight

Interacciones recíprocas

María Jesús asegura que cuando todos estos factores no están en orden, pueden afectar las prácticas profesionales y la habilidad de promover climas emocionales constructivos en la sala de clases. Y como las interacciones entre las educadoras y los niños son recíprocas, sus acciones pueden desencadenar emociones y comportamientos en los niños que a su vez pueden producir determinadas reacciones en las educadoras. Lo mismo sucedería en un avión: si hay un adulto angustiado que aún no logra ponerse la máscara de oxígeno, jamás podrá ayudar a un niño y además le transmitirá su preocupación. Por esta razón, la profesora, al igual que el adulto que se encuentra en una emergencia de avión, necesita una máscara de oxígeno que le permita estar en paz con sus propias emociones para así responder de manera reflexiva y paciente a las necesidades de los niños.

Fuentes:

Soy Educadora

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,89 de 5)
Cargando…
2017-08-09T18:44:41+00:00 agosto, 2017|Los profesores importan|0 Comments

Leave A Comment