Preguntas frecuentes -

Preguntas frecuentes

¿Tienes otra pregunta?
Si tu pregunta no aparece aquí, envíala por medio de este formulario:

Escoger una carrera técnica o profesional no es una tarea fácil  y es por ello que, al momento de decidir tu futuro profesional, te recomendamos considerar elementos tales como tus intereses, tus habilidades y las proyecciones laborales de la carrera. Es importante que exista un equilibrio entre estos  tres elementos, para lo cual debes tratar de escoger una carrera que te motive y desafíe día a día. Muchas  veces, la carrera que más te entusiasma no es la que genera mayores ingresos, pero es un hecho que si amas lo que haces, probablemente lo harás bien, y eso se traducirá en un desarrollo profesional constante y en mejores condiciones laborales a futuro.

Existen muchas razones para ser profesor, pero lo más importante es que descubras tus propias razones.  Acá te dejamos algunas ideas:

1. ¡La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo! Día a día los docentes tienen la oportunidad de construir una sociedad más justa y equitativa desde sus salas de clases, y yo quiero aportar en ello.
2. Porque quiero que todos los niños y niñas de Chile tengan las mismas oportunidades.
3. Porque me encanta enseñar lo que sé y  aprender de lo que otros saben.
4. Porque quiero que todos los niños tengan la posibilidad de aprender a través de asombro y la curiosidad.
5. Porque no hay ninguna  profesión más desafiante y trascendente que la pedagogía.
6. Porque quiero ayudar a otros a convertirse en la mejor versión de sí mismos.
7. Porque no hay profesión más trascendente que la pedagogía
8. Porque me apasiona la disciplina que enseño y contagiar a otros para que se interesen en ella.
9. ¡Porque los profesores son el factor intraescuela más importante!

En Chile existen dos caminos para quienes quieran ser profesor:

1. Matricularse directamente en una carrera de pedagogía.
2. Estudiar alguna licenciatura y luego sacar la pedagogía a través de un programa de formación pedagógica (esta opción sólo aplica para enseñanza media).

Sin duda, esta no es una pregunta fácil. Tomar la decisión sobre qué carrera estudiar implica diversos cuestionamientos y lo más probable es que no obtengas una respuesta de manera inmediata. Te sugerimos pensar en carreras que sean compatibles con tus intereses, habilidades y con las actividades que más te apasionan y acomoda realizar. Muchos profesores han descubierto su vocación porque han participado como líderes en distintas organizaciones (líderes de grupos scout, coordinadores de grupos juveniles, animadores de comunidades, etc). Asimismo, muchos otros profesores se han dado cuenta de su deseo de educar porque siempre enseñaron a otros algún contenido o porque, simplemente, querían transformar la educación chilena. Si te gusta ser líder, enseñar a otros e impactar en la sociedad, ¡la educación es lo tuyo!

Si estás pensando estudiar una carrera de educación, probablemente te has preguntado cuál es la que más responde a tus intereses. Esta no es una pregunta fácil porque muchas pedagogías comparten rasgos en común y no es raro estar indeciso entre estudiar, por ejemplo, Pedagogía General Básica o Educación de Párvulos; Pedagogía en Matemáticas o Pedagogía en Física; Pedagogía en Historia o Pedagogía en Lenguaje, entre otras. Si estás en esa posición, te recomendamos fijarte en dos puntos para escoger la carrera más adecuada para ti:

1. Disciplina que deseas enseñar: piensa cuál es la disciplina que más se acomoda a tus intereses (matemática, lenguaje, biología, inglés, etc). Si tus intereses son diversos, Educación de Párvulos y Educación General Básica pueden ser una buena opción.

2.

Rango etario: Trabajar con niños de 3, 8 y 15 años de edad es muy diferente. La  forma en que se realizan las clases varía dependiendo de la edad de los estudiantes y de las necesidades que presentan. Por lo mismo, busca una carrera que considere tus preferencias de edad:

  • Si te gusta trabajar con niños entre 0 – 5 años, Educación de Párvulos puede ser una buena opción.
  • Si te gusta trabajar con niños entre 6- 12 años, Pedagogía General Básica puede ser una buena opción.
  • Si te gusta trabajar con niños entre 12- 18 años, las pedagogías medias pueden ser una buena opción.
  • Si te gusta trabajar con todas las edades, carreras como Educación Física, Pedagogía en Idiomas y Educación Diferencial pueden ser una buena opción.

En una carrera de educación tendrás ramos de distinto tipo, aunque podríamos clasificarlos en cuatro categorías:

Disciplinares: son ramos propios de la disciplina que tú vas a enseñar, o sea, que tienen que ver con contenidos específicos de ésta. Ejemplo: Matemática, Historia de Chile, Ciencias Naturales, etc.

Pedagógicos: son cursos propios de una carrera de pedagogía en los que te enseñan qué y cómo enseñar. Ejemplo: Didáctica de Lenguaje y Comunicación, Didáctica de las Ciencias Naturales, etc.

Prácticos: son los cursos que te permiten conocer la realidad escolar y poner a prueba tu conocimiento. Ejemplo: Práctica de observación, práctica profesional, etc.

Ciencias de la Educación: son los cursos que te permiten conocer el contexto histórico, político y social de la educación. Ejemplo: Políticas Educativas, Curriculum, Educación en el tiempo, Antropología, etc.

Las prácticas profesionales son una instancia de suma relevancia en la formación profesional porque permite la vinculación directa con un centro educativo real. Tanto en la escuela como al interior de la sala de clases, el profesor en formación podrá aplicar el conocimiento obtenido en los cursos teóricos de la universidad e interactuar con distintos actores de la comunidad educativa. Generalmente, es en este momento en el que los futuros profesores confirman su vocación por educar, puesto que pueden ver concretamente cómo impacta un profesor dentro de la sala de clases.

Culturalmente, existe el prejuicio de que las carrera de educación son más fáciles que otras carreras profesionales, sin embargo, esto dista mucho de la realidad. No cualquiera puede ser profesor, necesitamos a los mejores. Ejercer la docencia requiere llevar a la práctica toda la teoría aprendida y ese es nuestro gran desafío. La cancha es la sala de clases y esta cancha requiere diversas características que cualquier profesional desearía tener, tales como: liderazgo, empatía, asertividad, autonomía, manejo de su disciplina, entre otros tantos. Aprobar una carrera de educación es muy distinto que aprender realmente y llevar a la práctica todos esos conocimientos. ¿Crees que es fácil enseñarle a 45 niños que tienen distintas formas de aprender?

Culturalmente, existe mayor proporción de mujeres en carreras como Educación de Párvulos y Educación Básica dado que trabajan con niños más pequeños, mientras que en carrera como Pedagogía en Educación Media los profesores son mayoritariamente hombre, sin embargo, es muy bien visto que sea a la inversa: el aporte de los hombres con niños pequeños es tan valioso como el de las mujeres en cursos superiores.

En Elige Educar hemos desarrollado un Plan de Acompañamiento Vocacional para estudiantes de 4° medio que estén interesados en ingresar a una carrera de educación. A través de tutorías telefónicas, boletines electrónicos y evento vocacionales esperamos apoyarlos en este importante proceso. Si quieres ser parte de este plan de acompañamiento, inscríbete aquí.

En abril de este año se firmó un proyecto de ley por una Nueva Política Nacional Docente. Este proyecto busca establecer un nuevo trato con los profesores del país para lograr que todos los niños y jóvenes del país reciban una educación de calidad. La propuesta busca aumentar las remuneraciones de los docentes, mejorar la distribución entre las horas lectivas y no lectivas y establecer una carrera docente atractiva y ascendente. Este es un paso positivo para mejorar la formación que recibirán los futuros profesores y las condiciones laborales con las que trabajarán. La firma de este proyecto de ley deja en claro que la reflexión sobre la importancia del docente se tomó la agenda pública y que Chile está más consciente del valor de sus profesores.

No existe “la mejor universidad” para estudiar una carrera de educación, todo depende de la carrera de interés y de lo que esperas ser como profesional. Muchas universidades ofrecen carreras de educación, pero no todas son iguales. Para tomar una buena decisión, te recomendamos fijarte en los siguientes criterios: acreditación, perfil de egreso, malla curricular, futuro laboral y beca vocación de profesor. Para conocer en mayor profundidad estos puntos, puedes revisarlos haciendo click aquí.

Actualmente quienes desean estudiar educación pueden postular al beneficio Beca Vocación de Profesor. Si estás interesado, revisa la información sobre este beneficio en nuestra sección Becas y beneficios y/o las preguntas frecuentes que se encuentran a continuación.

Nota: Si eres estudiante de 4° medio, perteneces al 10% de mejores egresados de tu establecimiento educacional y provienes de un colegio municipal, particular subvencionado o de administración delegada, también puedes optar a la BVP con 580 puntos PSU. En este caso, la beca financia la matrícula y el arancel anual de la carrera.

La Beca Vocación de Profesor (BVP) es un beneficio otorgado por el Ministerio de Educación, que busca reconocer a aquellos jóvenes que con gran talento y vocación han escogido una carrera de educación. La Beca Vocación de Profesor busca mejorar la calidad de nuestros profesores incentivando el ingreso, permanencia y egreso de estudiantes destacados a carreras de Pedagogía.

La Beca Vocación de Profesor financia la matrícula y el arancel real de una carrera de pedagogía elegible. Además de otorgar beneficios adicionales según el puntaje PSU obtenido.

  • Desde 600 puntos PSU: Matrícula y arancel anual de la carrera.
  • Desde 700 puntos PSU: Matrícula, arancel anual de la carrera, y un aporte mensual de $80 mil a través de Junaeb.
  • Desde 720 puntos PSU: Matrícula, arancel anual de la carrera, aporte mensual de $80 mil a través de Junaeb, y financiamiento de un semestre de estudios en el extranjero (conoce aquí las condiciones).

Nota: Si eres estudiante de 4° medio, pertenece al 10% de mejores egresados de tu establecimiento educacional y provenientes de un colegio municipal, particular subvencionados o de administración delegada también puedes optar a la BVP con 580 puntos PSU. En este caso, la beca financia matrícula y arancel anual de la carrera.

1. Ser chileno
2. Postular al beneficio en www.beneficiosestudiantiles.cl dentro de los plazos estipulados
3. Matricularse por primera vez en primer año de carreras de Pedagogía, Educación Parvularia o Educación Diferencial acreditadas y elegibles para este beneficio.
4. No haber obtenido beneficios de arancel como alumno de primer año en más de una oportunidad. Es decir, si ya estudiaste en la universidad y  recibiste becas de arancel de Ministerio de Educación en dos o más oportunidades, quedas impedido de obtener la BVP.
5. Obtener un puntaje PSU promedio (pruebas Lenguaje y Matemáticas) igual o superior a 600 puntos o 580 puntos en el caso de los alumnos de 4° medio que hayan cursado sus estudios en establecimientos municipales, particulares subvencionados o de administración delegada y que pertenezcan al 10% superior de los egresados de su establecimiento educacional.

Considera las carreras regulares de Pedagogía. Se incluye Pedagogía, Educación Diferencial y Educación Parvularia. No se consideran elegibles los Programas a Distancia y Programas Especiales de Titulación o cursos especiales que realice la institución. El listado de carreras de pedagogía elegibles para la BVP Pedagogía 2016 se publicará oportunamente en www.beneficiosestudiantiles.cl. La carrera de psicopedagogía queda excluida de este beneficio.

La Beca Vocación de Profesor no considera condición socioeconómica para postular ya que es una beca de reconocimiento a tu talento y vocación.

El financiamiento se otorga por la duración regular de la carrera a la cual ingresa el alumno, según lo informado por la institución, sin considerar extensiones de ese período.

Este beneficio cubre:

  • Un pasaje ida y vuelta.
  • Recursos equivalentes al costo del arancel y matrícula del programa de estudios, una vez consideradas las rebajas obtenidas a través de convenios internacionales u otros similares.
  • Asignación de manutención mensual por el periodo que dure el programa de estudios, con un máximo de seis meses contados desde su inicio, correspondiente al país y ciudad de destino.
  • Prima de seguro médico.

El estudiante deberá elegir una institución, dentro del marco de opciones que presente el Ministerio de Educación o dentro del marco de los convenios que tenga vigente la universidad en la cual el postulante curse su carrera de pregrado en Chile.

  • Que la institución manifieste ante MINEDUC su voluntad de que lo sea, lo cual debe cumplirse para todas las sedes, jornadas, versiones y modalidades de una misma carrera.
  • Que esté acreditada por al menos dos años ante la Comisión Nacional de Acreditación cada una de sus variantes.
  • Que la institución se comprometa a no efectuar cobro alguno a los postulantes preseleccionados para la beca que se matriculen en ella.
  •  Que la institución respete un puntaje de corte mínimo de 500 puntos PSU para al menos el 85% de los alumnos que ingresen a una carrera elegible.

Si recibes la Beca Vocación de Profesor y una vez que obtengas tu título profesional, debes trabajar por al menos 3 años en un establecimiento que reciba financiamiento público, tales como un colegio municipal, particular subvencionado o de administración delegada. En el caso de  las educadoras de párvulos, ellas podrán retribuir este beneficio en aquellos jardines infantiles y salas cunas que reciban financiamiento del Estado, como por ejemplo en jardines JUNI o pertenecientes a Fundación Integra.

Debes tener en cuenta:

  1. Plazo máximo para haber cumplido este compromiso es de 12 años, contados desde el otorgamiento de la beca.
    2.Tendrás que cumplir una jornada de trabajo mínima de 30 horas lectivas semanales.
    3. Al obtener la beca deberás firmar un pagaré que avala el cumplimiento del compromiso, el que se hará efectivo en caso de no trabajar por el período indicado en los establecimientos señalados.

 

Este compromiso permite que los futuros profesores que estudiaron gracias a la BVP puedan, de alguna manera, puedan retribuir al país el beneficio que obtuvieron. Trabajar en establecimientos que reciban subvención del estado permite que todos los niños y niñas de Chile puedan contar con profesores de excelencia, independiente del nivel socioeconómico al que pertenezcan.