Enseña problemas matemáticos con esta sencilla técnica de 3 pasos

Inicio » Cómo aprenden los niños » Enseña problemas matemáticos con esta sencilla técnica de 3 pasos

Enseña problemas matemáticos con esta sencilla técnica de 3 pasos

¿Leer para enseñar matemática? Esta profesora encontró una estrategia simple y extraordinaria para enseñarle a los niños a ver más allá de los números.

Escrito por: Camila Londoño

junio 17, 2019

1

La profesora de matemática Blair Pacheco, de la escuela Concourse Village Elementary de Nueva York (Estados unidos), ideó –junto a su comunidad educativa–, una estrategia para desmitificar los problemas de matemáticos y facilitar el entendimiento de éstos en su sala de clase. La estrategia se llama 3 Read Protocol (Protocolo de 3 lecturas), y apunta a que los niños puedan ver más allá de los números para solidificar en sus mentes lo que están leyendo. Además, 3 Read Protocol busca potenciar la fluidez matemática de los estudiantes, facilitar el aprendizaje de los problemas matemáticos y lo que éstos significan y potenciar habilidades de lenguaje. La estrategia es muy sencilla y gira entorno a la lectura, específicamente a tres ejercicios de lectura. Funciona de la siguiente manera:

Paso 1: La profesora lee

Los estudiantes deben leer el problema en voz alta. La clave de esta primera lectura es que no incluyan los números. En este paso tampoco se tienen en cuenta las preguntas del problema. Cuando los niños ven los números, explica la profesora en Edutopia, a menudo se confunden. Entonces, si se eliminan los números por un momento, el problema se lee simplemente como una historia.

Paso 2: Los estudiantes leen

Ahora los estudiantes deben leer el problema todos juntos. Esta vez sí tienen que incluir los número en la lectura. En este paso también tienen que extraer palabras claves o números claves del problema. Sobre la base de las anotaciones de palabras o números claves, los estudiantes crean una tabla de “Lo que sé”. Usando la información que ya han identificado, plantean la hipótesis de qué preguntas podrían hacerse en el problema. Las posibles preguntas de intercambio de ideas implica que los estudiantes recurran a un conocimiento previo sobre lo que pueden hacer con los números, por ejemplo, comparar a través de signos mayores o iguales, o calcular sumando y restando.

Paso 3: Todos leen

Se lee el problema por tercera vez. Ahora, los estudiantes sí tienen que leer las preguntas asociadas al problema. Después de releer, cada estudiante recibe una copia impresa del problema, en función de su capacidad. Los estudiantes realizan un procedimiento de resolución de problemas de cinco pasos según el protocolo de lectura que utilizan como clase. Trabajan de forma independiente, o en grupos pequeños si necesitan más apoyo. Una lista de verificación de los pasos los guía a través del problema.

Los estudiantes establecen su comprensión y la hacen visible para ellos y para su profesora, subrayando palabras importantes, rodeando la pregunta que plantea el problema y luego escribiendo una declaración de “Tengo que hacerlo”, que aclara qué debe hacer el estudiante para llegar a la respuesta. Por ejemplo, un estudiante podría escribir: “Tengo que averiguar quién hizo la mayor cantidad de puntos en cada ronda del partido”. Luego, cada alumno elabora una estrategia matemática para resolver el problema. Podrían escribir: “Usaré la suma”, “Me multiplicaré” o “Usaré la estrategia de comparación”. Finalmente los alumnos resuelven el problema y vuelven a revisar su trabajo. Escriben su respuesta en una oración completa, ponen un recuadro alrededor de ella y la etiquetan como “respuesta”. Escriben una explicación de cómo resolvieron el problema usando al menos dos palabras matemáticas, como multiplicar y sumar, y luego escriben un texto completo creando oraciones que tienen conexiones con las matemáticas anteriores que han aprendido.

“Les pedimos que hagan visible su pensamiento”, dice Alexa Sorden –directora de la escuela- en Edutopia.

“Crean un plan. Hacen que su pensamiento sea visible y claro en el papel, de modo que cualquier persona que lo tome pueda dar sentido a lo que están tratando de compartir. Queremos que puedan comunicarse oralmente y por escrito para que sus ideas se comuniquen claramente con el mundo”.

Una vez hecho esto, los estudiantes estarán listos para resolver el problema. Esta vez con un entendimiento más claro de toda la situación que plantea el problema, es decir, con una comprensión de todas las partes que involucran un texto matemático. La estrategia implementada en esta escuela, sin duda es una herramienta que al potenciar diversas habilidades, puede traer enormes beneficios de aprendizaje.

¡Para seguir motivando a tus estudiantes con la matemática, no te olvides de estas 9 estrategias!

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA NOTICIA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, promedio: 4,34 de 5)
Cargando…
2019-06-17T15:13:43+00:00 junio, 2019|Cómo aprenden los niños|1 Comment

One Comment

  1. Nelly Salgado Castillo junio 26, 2019 at junio, 2019

    Muy importante conpartir metodologias de punta felicitaciones

Leave A Comment